Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Recordando a Goya

Durante mi último viaje a Madrid, me propuse conocer el lugar donde estuvieron situados los dos domicilios que habitó el genial pintor aragonés, a saber: la casa de la calle de Fuencarral, número 33, de la que era propietario e inquilino, y la famosa Quinta del Sordo, en la ribera derecha del Manzanares, entre el puente de Segovia y el Pontón de San Isidro, adonde fue a viPasa a la página 10

Recordando a Goya

Me encaminé entristecido y, como madrileño, en cierto modo avergonzado al puente de Segovia para, desde aquí, tratar de encontrar alguna señal o indicio de lo que fue su última morada en Madrid.Tampoco hallé nada que indicase el lugar exacto donde estuvo edificada su quinta, ni un monumento ni una lápida, nada.

Enterado por Prensa y televisión de que en estos días pasados se ha inaugurado en el Prado una exposición sobre la obra de Goya en colecciones privadas, me atrevo a sugerir: ¿por qué no aprovechamos los madrileños, con la alcaldía al frente, tan oportuno acontecimiento para saldar esa deuda que tenemos con aquel ilustre y glorioso vecino, colocando sendos, sencillos pero emotivos monumentos o lápidas en el lugar donde estuvo asentada su amada quinta, así como en la fachada de la tasa de la calle de Fuencarral, que recuerde a las presentes y futuras generaciones que en esos dos lugares gozó, sufrió, amó y vivió una de las más grandes figuras del arte universal: el madrileñísimo pintor aragonés Francisco de Goya y Lucientes? /

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS