CIENCIA

Genes cancerígenos transforman células normales en tumores, según investigadores norteamericanos

Los científicos norteamericanos creen haber descubierto la manera en que ciertos genes cancerígenos son capaces de transformar en tumores las células humanas normales. Por primera vez, aseguran los científicos, sus estudios les ha permitido establecer cómo ciertos virus pueden penetrar una célula normal para transformarla en cancerígena.

Influencia de los factores de crecimiento

El hallazgo se considera importante porque los científicos han podido determinar la forma en que las células cancerígenas aprovechan los factores de crecimiento normales en el cuerpo humano para provocar el crecimiento descontrolado de las células.Los estudios han sido realizados, por separado, en dos centros norteamericanos de investigación, uno en la universidad de Harvard y otro en el Instituto Tecnológico de California. Un grupo de científicos británicos también ha contribuido a la investigación.

Los resultados de esos estudios se publicarán próximamente en dos revistas científicas de los Estados Unidos, Science y Nature, según ha informado The Washington Post.

Aunque las investigaciones se han realizado inicialmente en genes de primates, la similitud de estos con los seres humanos ofrece posibilidades para combatir la enfermedad en las personas, dicen los científicos. En sus estudios, los científicos han determinado que un compuesto químico en el cuerpo humano, el denominado factor de crecimiento derivado de las plaquetas (pdgt), es también uno de los elementos claves en el cáncer de los monos.

Las plaquetas con corpúsculos en el torrente sanguíneo cuya principal función es la de facilitar la coagulación de la sangre, además de contribuir a otros procesos en la etapa de curación de las personas cuando son víctimas de golpes o heridas.

Las plaquetas llevan consigo el pdgf, compuesto cuya función más importante es la de ayudar a la generación de nuevas células que reemplacen las dañadas en la lesión.

Los científicos han descubierto un gen cancerígeno capaz, tácitamente, de copiar el pdgf, emulando -hasta un cierto punto- sus funciones en la regeneración de tejidos.

Mientras que el pdgf sólo está presente en las lesiones hasta finalizar la generación de otros tejidos, la copia producida por la acción del virus continúa actuando ininterrumpidamente, creando así los tumores cancerígenos, añaden los científicos.

La importancia del estudio es que demuestra la relación de los virus y de los genes cancerígenos, así como también el aprovechamiento de compuestos en el cuerpo humano para la creación de tumores, según afirman estos científicos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS