Juegos Panamericanos

Dos nuevos casos de 'doping'

Dos nuevos casos de doping han sido descubiertos en los controles de los Juegos Panamericanos. Se trata de un deportistas cubano, Mario Durguthy Wilson, y de otro de la República Dominicana, Juan de la Cruz. Ambos usaban un estimulante muy común entre los atletas que se llama Epedrina. Durguthy ha sido desposeído de la medalla que ganó en sable; éste no es el caso del dominicano, que en su prueba había quedado en cuarta posición en lanzamiento de peso.Otro cubano, Lázaro Beltrán, del equipo de voleibol de ese país, también dio positivo de Epedrina, Pero los médicos que realizaron el control dictaminaron que la cantidad hallada estaba dentro de los márgenes admitidos por el comité organizador de los Juegos.

Los atletas norteamericanos han conseguido cuatro de las siete medallas que se disputaron en las competiciones correspondientes a la jornada del viernes. Mike Tully, en salto de pértiga, franqueó el listón situado en una altura de 5,45 metros, con lo que batió el récord de los Juegos Panamericanos, en poder de su compatriota Earl Bell (5,40 metros en 1975 en la ciudad de México).

La presencia de este saltador en la competición fue una sorpresa, ya que Tully estaba en la lista de los 13 atletas americanos que el, pasado martes desertaron de los Juegos por temor a que los controles antidoping les echaran atrás. "Me fui tan precipitadamente a Los Angeles por razones personales", declaró el atleta. Cuando un periodista le preguntó si no se habría ido para hacerse un análisis particular, con el fin de estar prevenido contra los controles de Caracas, Tully respondió que "sin comentarios".

Quow batió a Peñalver

Otra victoria estadounidense la protagonizó Elliot Quow, que superó al velocista cubano Leandro Peñalver, corriendo la distancia de 200 metros lisos en un tiempo de 20.42. Quow fue medalla de plata en los últimos campeonatos. del mundo celebrados en la ciudad de Helsinki.Randy Givens, que ganó una medalla de oro en la última Universiada, también ganó el viernes en Caracas la prueba femenina de 200 metros lisos, con 23.14; y Benita Fitzgerald fue primera en la carrera de 100 metros vallas, en la que invirtió un tiempo de 13.16.

En jabalina femenina hubo otro récord de los Juegos Panamericanos. Lo consiguió la cuba María Colón, que batió la distancia de 62,30 metros, establecida en 1979 en los Panamericanos de Puerto Rico, con 63,76 metros.

Alberto Guimaraes, el brasileño a quien le fue quitada y posteriormente devuelta la medalla de oro en la prueba de 800 metros, también venció en 1.500 metros, donde realizó un tiempo de 3.42.91. Junto a él, el chileno Emilio Ulloa ganó el oro en 3.000 metros obtáculos, en cuyo recorrido invirtió un tiempo de 8.57.61.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS