En el noroeste de Navarra

la situación, tras las inundaciones del pasado viernes, como consecuencia del fuerte temporal de lluvias que azotó a esta parte de la península, se va normalizando paulatinamente y las principales carreteras. de la provincia, en las que se hacía dificil, o imposible, en algunos casos, la circulación, se hallan ya abiertas al tráfico, según informa Carmelo C Ridruejo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS