Crítica:CINE
Crítica
Género de opinión que describe, elogia o censura, en todo o en parte, una obra cultural o de entretenimiento. Siempre debe escribirla un experto en la materia

El sueño de una playa de verano

Es necesaria la referencia a Calabuch, la película que dirigió Berlanga antes de cambiar el lirismo esperanzado de aquella primera época por el más regio humor negro que, desde Plácido, ha presidido toda su filmografía, para adentrarse en la propuesta de Local hero, la producción británica que tanto éxito de público obtuvo en la última Quincena de Realizadores, del Festival de Cannes, y que ahora se estrena con el título de Un tipo genial. Hay que referirse al filme de Berlanga porque lo que en él era plausible por su espontaneidad y porque reflejaba la ausencia de otras alternativas en plenos cincuenta españoles, herederos del espíritu de un romántico neorrealismo, hoy puede ser tildado de ingenuo. Roza peligrosamente ese tipo de inocencia que nace antes del desconocimiento del mundo real que de su idealización poética.De cualquier forma es una película sin pretensiones abusivas y que soporta ser vista con reposo, incluso con agrado. Son divertidas a veces las peripecias de ese jovencito enviado por una multinacional norteamericana que debe destrozar el medio ambiente de un pueblecito europeo al instalar allí otra de sus terribles sucursales. Forzosamente enfrentado a la bucólica felicidad de sus nuevos amigos, no encuentra la paz hasta que su jefe se interesa también por el recóndito lugar, dado que desde él cabe una más perfecta contemplación de las estrellas, perspectiva que le atrae obsesivamente. Todos son, pues, buenos, simpáticos, hasta entrañables. La película da la espalda a la muy distinta realidad econológica de nuestros días invitando a que todos hagamos lo mismo y recuperemos en la sencillez del campo (y aquí, de la playa), la utópica felicidad perdida.

Un tipo genial (Local Hero)

Intérpretes: Peter Riegert, Denis Lawsan y Burt Lancaster. Director: Bill Forsyth. Gran Bretaña. Comedia. 1982. Locales: Roxy B, Rialto y Narváez. Madrid.

Realizada con corrección, con esporádicas ideas brillantes, con una excelente interpretación secundaria de Burt Lancaster, interesa más cuando sigue las vicisitudes del joven protagonista en sus contactos con los habitantes del pueblo que cuando desliza con suavidad el optimista contenido final de su enunciado. El humor, y esa ternura apriorística de la que Berlanga hizo gala, presiden Un tipo genial. Humor ocurrente, sin malicia, que relaja y no inquieta y que sorprende por ello en el panorama cinematográfico actual.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS