CATALUÑA

Más de 400 millones en pérdidas al incendiarse una fábrica de aceite

Unos 25.000 envases, que contenían casi medio millón de litros de aceite de oliva a punto de ser expedidos para su comercialización, quedaron destruidos, en la madrugada de ayer, por un incendio que afectó a una parte de la factoría de aceites Arbequino, en Les Borges Blanques, a 25 kilómetros de Lérida. Además del aceite, las llamas calcinaron una parte de la infraestructura de la fábrica y dañaron la maquinaria empleada para el envasado y refinado, originando daños que fuentes de la empresa han situado entre los 400 y los 500 millones de pesetas.Las mismas fuentes han descartado que el incendio haya sido provocado. El vigilante nocturno de la empresa, propiedad de José Guiu, detectó sobre la una de la madrugada de ayer, jueves, un incendio. Las llamas se dispersaron rápidamente y "no hubo tiempo ni de emplear el sistema de extinción que tenemos en la fábrica", según un directivo de la misma. Las llamas alcanzaron a un depósito de aceite y también a unos 25.000 envases metálicos y de plástico que, con capacidad de unos 20 litros cada uno, iban a salir para ser distribuidos en el mercado español.

Técnicos de las tres compañías aseguradoras de la fábrica estudiaban ayer tarde la magnitud de los daños y la causa del incendio. Si bien las llamas se iniciaron, al parecer, en la zona de compresores, éstos han sido revisados y se encuentran en perfecto estado.

No se descarta que el fuego haya sido originado por algún cortocircuito dado el sistema 'eléctrico de la moderna maquinaria de envasado. La fábrica, con unos 30 obreros, posee uno de los sistemas más modernos de España de envasado de aceite y se halla situada junto a la vía férrea, a pocos metros de la estación de ferrocarril de Les Borges Blanques. Justamente, anteayer, una partida de 20.000 litros de aceite de oliva, con destino a mercados extranjeros, había salido de las instalaciones siniestradas. Desde las dos de la madrugada hasta casi las seis de la mañana de ayer, una treintena de bomberos de los parques de Lérida, Les Borges Blanques y Mollerusa trabajaron para extinguir las llamas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS