El arzobispo de Manila lanza una campaña "por la justicia y la paz"

El arzobispo de Manila, cardenal Jaime Sin, lanzó ayer una campaña en defensa de "la paz y la justicia". Sin pidió a los filipinos que a partir del lunes realicen una pausa diaria en sus obligaciones para rezar "por que la paz y la justicia puedan reinar en el país". El líder espiritual de los católicos de Filipinas -que representan entre el 80% y el 85% de la población- pidió también que las iglesias hagan repicar sus campanas 21 veces al comienzo y al final de las oraciones.

Aunque el arzobispo de Manila explicó por qué había elegido la cifra 21, los observadores subrayan que la ley marcial fue implantada en Filipinas el 21 de septiembre de 1972 y que el líder de la oposición filipina, Benigno Aquino, fue asesinado también un día 21 del pasado mes de agosto.

El movimiento Justicia para Aquino, Justicia para Todos, creado al día siguiente del asesinato del líder de la oposición, tiene previsto desencadenar una campaña de desobediencia civil contra el régimen del presidente Ferdinand Marcos a partir del 21 de septiembre.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS