Morán mantuvo tres entrevistas con Fidel Castro en un plazo de 24 horas

Tres encuentros en 24 horas brindó el presidente cubano, Fidel Castro, al ministro español Fernando Morán, quien concluyó ayer su visita oficial de tres días a Cuba. Ambos celebraron conversaciones formales e informales, en las que hablaron de Galicia y de Centroamérica, de la pesca submarina y de Gutiérrez Menoyo, entre múltiples temas. En realidad, Castro asistió a las dos cenas programadas para Fernando Morán, el jueves y el viernes, y además mantuvo con él una entrevista en su despacho, lo que supone un tratamiento muy por encima de lo habitual para un alto funcionario extranjero.El ministro español reiteró al líder cubano la invitación para visitar España hecha por Adolfo Suárez cuando éste era presidente del Gobierno, durante una visita a Cuba ein. 1978. No se concretó fecha, pero Fidel Castro -en palabras de Morán- "lo agradeció".

En sus tres entrevistas, el dirigente cubano y el ministro español hicieron un amplio repaso a la situación internacional, con particular referencia a la crisis de Centroamérica, un tema que el ministro español examinó también con su colega cubano, Isidoro Malmierca, y con el vicepresidente, Carlos Rafael Rodríguez.

Morán dijo que las autoridades muestran una mayor "flexibilidad".

En el plano bilateral, Morán planteó a Fidel Castro dos asuntos pendientes: las indemnizaciones a los ciudadanos españoles cuyos bienes fueron expropiados tras el triunfo de la revolución, y el caso de Eloy Gutiérrez Menoyo, de origen español y antiguo comandante de la revolución cubana, encarcelado desde 1965 por intentar crear un frente guerrillero contra el Gobierno de Fidel Castro.

Promesa de pago

Sobre el primer punto, Morán reconoció que la valoración de estos bienes varía sustancialmente entre una y otra parte, pero confió en llegar a un acuerdo para que los pagos se hagan efectivos, "porque", según subrayó, "Cuba está dispuesta a ello". "No serán ni los 300 millones de dólares que reclamaba España ni los 30 millones que había fijado Cuba", precisó Fernando Morán.

Morán se refirió también a las declaraciones hechas por Castro a Televisión Española, que suscitaron reacciones negativas en algunos medios políticos y periodísticos españoles, por sus referencias a la incorporación de España a la Alianza Atlántica y a la Comunidad Económica Europea (CEE). El ministro dijo a los periodistas: "No creo que esas declaraciones supongan una injerencia en la política exterior española. ( ... ) Me ha dicho que sólo emitió un deseo, sin intentar ejercer ninguna presión".

"Pero yo creo", indicó el ministro, "que el estar en la OTAN no, supone una contradicción insalvable ni con Latinoamérica ni con el resto del Tercer Mundo. ( ... )Y las relaciones comerciales con los países latinoamericanos dependen, sobre todo, de la evolución de la crisis económica".

Tras concluir ayer su visita oficial a Cuba, Fernando Morán prosiguió viaje a Costa Rica, donde tiene previsto un encuentro con todos los embajadores españoles en Cenitroamérica y el Caribe.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS