El sector 'carrillista' del PCA ha quedado minimizado en los órganos ejecutivos

Los carrillistas han quedado con la mínima representación en los órganos ejecutivos del Partido Comunista de Andalucía, controlado de manera casi absoluta por los partidarios de Gerardo Iglesias. La militancia del PCA supone la quinta parte del número total de miembros del PCE.En su primera reunión tras el congreso regional, en el que las tesis alternativas defendidas por los seguidores de Santiago Carrillo resultaron ampliamente derrotadas, el comité central del PCA ha procedido a la elección del comité ejecutivo y del secretariado.

De los 26 miembros del ejecutivo, solamente tres pueden considerarse carrillistas: el secretario político de Granada, Javier Corriente; el parlamentario andaluz Rafael Fernández-Piñar y el dirigente cooperativista sevillano Francisco Velasco, aunque en este último caso cabría hacer matizaciones sobre su adscripción ideológica. Por el contrario, no fue elegido para integrarse en el comité el secretario político de Huelva, igualmente carrillista, pese a figurar en la lista oficial de candidatos. Con respecto al secretariado, casi todos sus miembros han sido reelegidos, aunque cabe destacar la ausencia de los dos únicos decididos adversarios del equipo de Gerardo Iglesias que pertenecían al anterior secretariado. Se trata de José Luis Inzausti, cesado como secretario del Grupo Parlamentario Comunista, y Eduardo González, que hasta ahora ocupaba la Secretaría de Movimientos Sociales. Este último ni siquiera fue elegido como miembro del comité central del PCA.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS