Nazih Mustafa,

uno de los corresponsales que la agencia británica de noticias Reuter tiene en Líbano, resultó herido en la mandíbula cuando las tropas israelíes abrieron fuego ayer por la tarde contra la muchedumbre y los comercios en la ciudad ocupada de Sidón, provocando el pánico en la gente, entre los que se registraron cinco heridos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS