CIENCIA

Muere el físico y pacifista Alfred Kastler, padre del rayo láser

El profesor Alfred Kastler, considerado como el padre del rayo láser y premio Nobel de Física, murió ayer en Bandol, en el sur de Francia, a la edad de 81 años. Nacido en Alsacia en 1902, recibió el Nobel de Física en 1966 y era uno de los físicos franceses más conocidos, no solamente por sus estudios sobre la aspiración óptica -que fueron la base de la invención del láser-, sino también por sus posiciones pacifistas y su pertenencia al movimiento Pugwash, lugar de encuentro entre científicos del mundo occidental y del mundo socialista.El nombre del doctor Kastler figuró a menudo en cabeza de las firmas de manifiestos en contra de la guerra y de las dictaduras. Su oposición a la bomba termonuclear le llevó a criticar la creación de la fuerza atómica francesa.

Su teoría sobre la aspiración óptica permitió, en 1960, la fabricación de los primeros rayos láser, que nacieron como un instrumento meramente científico y que 20 años después se utilizan en una gran variedad de campos.

El gran mérito de Alfred Kastler fue avanzar en la teoría de la polarización de la luz. Autor de varias obras científicas, uno de sus últimos libros, publicado en 1976 bajo el título Esta extraña materia, demostró un gran ansia de divulgación de los temas científicos.

"El curso de la historia, las luchas entre la especie humana, así como sus luchas contra las especies animales y el medio ambiente, hacen creer que una catástrofe no es imposible" escribió.

En los últimos años de su vida utilizó su prestigio en la lucha por la defensa de los animales y asumió responsabilidades en varias organizaciones ecologistas. En su opinión, todos los seres vivos tienen "derecho a una existencia digna y a no sufrir, y no deben ser explotados por el hombre para su diversión".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS