TRIBUNALES

La empresa discográfica Columbia tendrá que pagar medio millón de pesetas a Sara Montiel

Discos Columbia deberá indemnizar a la cantante y actriz María Antonia Abad Fernández, más conocida con el nombre artístico de Sara Montiel, con medio millón de pesetas, por la publicación de un fascículo biográfico, que se editó sin consentimiento de la artista en octubre de 1980, según ha dispuesto en una reciente sentencia la Sala Tercera de lo Civil de la Audiencia Territorial de Barcelona.En la misma resolución se absuelve a Discos Belter, a Laureano Postigo y a Gabriel Orfila de la demanda planteada por la actriz, que reclamaba una indemnización de cinco millones de pesetas por "utilización ilegal" de su imagen y su biografía.

En opinión de los magistrados Ricardo Ferrer de la Cruz, Jesús Corbal y José Ramón Ferrándiz, resulta "incuestionable" que el fascículo se editó "sin el consentimiento de la interesada" con una finalidad evidentemente comercial o de negocio, lo que supone una "intromisión o utilización ilegítima del nombre, vida, e imagen ajenas". La sala asegura que esta apropiación es constitutiva de un acto ilícito porque priva "al afectado de disponer cuándo y cómo estime más oportuno de la publicidad y de la explotación de su imagen privada y profesional, que integran un patrimonio eminentemente personal, laborado con años de esfuerzo y sacrificio".

En la sentencia se asegura, sin embargo, que la edición del fascículo biográfico sobre Sara Montiel no significa ninguna "intromisión ilícita en la vida personal y familiar" de la actriz, ya que las fotografías y los textos reproducían aspectos públicos de la cantante. Considera asímismo irrelevantes para este procedimiento judicial las afirmaciones realizadas por el presentador de televisión Lauren Postigo en la mencionada publicación, en las que atribuía a la cantante "falta de facultades líricas" y se calificaba a su carrera profesional de "milagro piadoso", ya que tales afirmaciones quedan "desvalorizadas" por el contexto en que se publican y que en nada "desvalorizan la figura de la artista, de resonancia internacional".

Con esta sentencia la Audiencia de Barcelona modifica parcialmente la resolución que sobre este pleito dictó el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barcelona. El 13 de febrero de 1984 este juzgado dió la razón a la multinacional, al asegurar que los datos con los que se había elaborado el fascículo eran públicos.

El origen de este conflicto surgió en noviembre de 1969 cuando Discos Columbia firmó un contrato con Sara Montiel en una de cuyas cláusulas se cedía a la firma el derecho a utilizar los apellidos, fotografías y datos biográficos de la artista para promocionar la venta de discos.

En octubre de 1980 Discos Columbia cedió a Discos Belter el derecho de reproducción de algunas canciones así como la difusión de la imagen de Sara Montiel, para la publicación del fascículo, que se editó en la colección El Cancionero, dirigida por Lauren Postigo. En opinión de la sala que ha sentenciado el caso, esta cesión es irregular, ya que no contó con el consentimiento de la actriz.

Según la sentencia, Columbia con esta subrogación de derechos "incurrió en un cumplimiento defectuoso del contrato", mientras que los otros demandados actuaron de buena fe.

Recalca la resolución que Belter, Orfila y Postigo no tenían obligación de recabar de Sara Montiel permiso para editar el fascículo, ya que sería "ilógico" puesto que los conciertos comerciales, se habían realizado a través de su casa discográfica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS