Moustaki: "El 'rock' meparece una malformación musical"

El cantante, que cerró el festival Sagunt a escend, se considera "un nacionalista del Mediterra"neo"

"Soy un apátrida, pero me considero un nacionalista del Mediterráneo y de su cultura". Esta Mosoria ha marcado la trayectoria de Georges Moustaki, cantante nacido en Alejandría (Egipto) hace 52 años, de origen griego y formado en Francia Moustaki conserva ese aire de bohemio tras su melena y sus barbas blancas que lo han convertido en

el simbolo de una generacion, y afirma que nunca llega a deshacer las maletas. " La música, los viajes y la gente siguen siendo lo más atractivo de mi profesión", confiesa. Se muestra poco interesado por las tendencias anglosajonas de la música contem poránea y señala: "El rock actual me parece una malformación musical". La actuación del cantante cerró el festival Sagunt a escena el pasado sábado.El autor de Le Meteque, una canción que-ya es una bandera de la lucha contra la discriminación racial, opina que ha habido una regresión en el reconocimiento de los derechos de las minorías en Europa. Aparece en esceria tota1niente vestido de blanco y acompañado de la cantante chilena Marta Contreras y tres músicos y su figura de patriarca llena el teatro. Irónico, divertido e inasequible al cansancio, Moustaki entusiasmó el pasado sábado a las 3.000 personas que abarrotaron el teatro romano de 'Sagunto para seguir su recital.

Can el Mediterráneo al fondo, el cantante francés, pasó de sus tenias clásicos a las nuevas composiciones para terminar su actuación con ritmos latinoamericanos y griegos en rinedio del delirio del público. No piensa Moustaki que el monopolio de la creatividad y de la imaginación se encuentren en las riberas del Mediterráneo, pero añade que su único sentirniento nacionalista hunde sus raíces en este mar.

"La verdad es que he trabajado siempre con gente latina, salvo alguna breve colaboración con grupos musicales del norte de Europa. Hace 15 años estuve por primera vez en América Latina. y regresé muy impresionado por la música y la sensibilidad de varios conipositores y artistas de aquellos países. Fue un encuentro cultural que ha perdurado en mí y en ningun caso una apropiación de su música. La sensibili dad latina se extiende por el norte de Africa, por el sur de Europa y por Américay por estos ámbitos es por donde más me gusta vagabundear, aunque para mí no existen las fronteras". Conversa despacio y habla con dulzura este trovador que mira a su alrededor con una expresión de infitita y reposada curiosidad.

Componer, viajar y cantar son las constantes de su vida, pero Moustaki señala que no planifica su tiempo ni su actividad más allá de los ineludibles compromisos profesionales. "No tengo una estructura de trabajo por la que decida componer en primavera o cantar en otra época del año. En realidad, sucumbo ante la tenta ción de conocer algo que me interese. No se trata de que tenga siempre las maletas preparadas, sino de que nunca llego a deshacerlas".

Para Georges Moustaki las utopías que reflejan sus canciones no son simplemente sueños "Muchas cosas fueron utopías antes de ser concretas. Entiendo la revolución permanente como un renacimiento diario de la vida y de los sentimientos y escribo canciones para explicarme a mí mismo lo que pienso. Casi siempre son mías las letras de mis temas, que es lo más difícil y lo más importante. La música general mente también la compongo yo, aunque me gusta de vez en cuando utilizar la de otros compositores".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Contra el racismo

Este francés de origen griego deja escapar una cierta amargura cuando se le pregunta por la ola de racismo en Francia y otros países de Europa. El joven que llegara a París y sufriera la marginación y el desprecio por su condición de extranjero manifiesta con rotundidad: "Hemos sufrido una regresión en este terreno tras el empuje de las libertades reales en las décadas de los años sesenta y setenta. Estoy sorprendido por este hecho y por esta vuelta a ideas y conductas anteriores a nuestros abuelos No se qué pasa, porque el racismo ha existido siempre, pero ahora está más organizado y más arraigado en la sociedad. La gente descubre ahora la situación en África del sur y esto resulta algo asombroso, porque las injusticias en aquel país se remontan a hace muchos años".

Música anglosajona

Es un enamorado del ritm o cubano, del colombiano, del español y por el contrario no oculta su animadversión hacia la música anglosajona. "El rock me parece una malformación musical. En los años sesenta el rock fue un auténtico acontecimiento musical, pero a mí me resultaba algo ordinario, algo así como la música del Jazz negro convertida en música de consumo. La gente escucha el rock y olvida escuchar de dónde viene el rock. De todos modos, la música anglosajona ofrece muchas variedades musicales y me gustan intérpretes como Sting, Bruce Springsteen o Frank Zappa. Este tipo de música tiene en Estados Unidos valores apreciables".

Apuesta por el cambio permanente, por esa forma de vida que le permite su profesión de músico y de la que aprecia las posibilidades que le brinda de viajar, de conocer gentes y paisajes, de disfrutar de los placeres. Lo único que le disgusta de su oficio es la burocracia. "Es un inconveniente que tiene mi profesión como creo que tienen todas", asegura. Su actitud vitalista le lleva a citar una frase del filósofo francés Jean Paul Sartre, quien sostenía que aquel que toma una decisión comete un error. "Cuando se opta por una cosa, se ha de prescindir de otras y en ese sentido suscribo plenarnente esta idea de Sartre".

A pesar de su aspecto relajado y tranquilo, Moustaki parece absorber, engullir con la mirada, todo cuando le rodea. Al ser interrogado por su interés por España, que le lleva a frecuentes actuaciones en nuestro país y que le ha granjeado un grupo de buenos amigos, el cantante francés añade que también hay otra razón especial. "Vengo mucho a España por amor".

Moustaki no duda en afirmar que cantautores de su estilo continúan surgiendo y se muestra convencido de que la música popular no decaerá. "Claro que hay gente que sigue y seguirá mis pasos o los de Leonard Cohen o los de Lluís Llach". Al valorar su transición desde los locales pequeños y vanguardistas del París de los años cincuenta y sesenta a los grandes escenarios y a los auditorios ninultitudinarios, el cantante no puede dejar de evocar la figura de Edith Piaf.

"Para mí", comenta Moustaki, "la influencia de Edith Piaf se tradujo en. la dimensión popular que comencé a dar a mi música y a mis actuaciones. Tras mi etapa ole cantante para minorías comprendí que la música popular es simple, clara, lírica y llena de emociones. A través de mi relación con Piaf aceleré mi proceso para pasar a cantar ante grandes auditorios".

Transmitir emociones

No cree Moustaki que exista ningún secreto en la persistencia de la capacidad de convocatoria que él ejerce y que reúne a miles de personas en recitales que llenan plazas de toros o estadios deportivos. Quizá apunta como clave del éxito esa transmisión de emociones.

A Georges Moustaki le resulta indiferente actuar en un local de reducidas dimensiones o en un amplio, escenario. Agrega que todo depende de las condiciones concretas. No puede evitar la emoción que experimentaal cantar en un teatro romano en una noche de verano. "A pesar del paso de los años, sigo emocionándome al poder comunicarme con miles de personas en un escenario como el Teatro Romano, de Sagunto. Para los turistas es, posible que estas piedras sólo representen ruinas, pero yo pienso que aquí está nuestra historia, nuestras raíces como algo vivo y, cotidiano".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS