La Junta de Andalucía compra por 28 millones de pesetas 58 óleos de Manuel Ángeles Ortiz

Las obras se expondrán en tres museos de Sevilla, Granada y Jaén

Una parte muy importante del legado artístico del pintor Manuel Ángeles Ortiz (Jaén 1895-París 1984) ha sido adquirida por la Junta de Andalucía a los herederos del artista. El Gobierno autómo va a pagar 28.600.000 pesetas por 58 óleos, objetos personales y correspondencia. Estos objetos y obras de arte serán exhibidos, debido a la polémica surgida en Andalucía sobre su ubicación, en tres museos distintos, en Sevilla, Granada y Jaén.

Manuel Ángeles Ortiz había expresado antes de morir su oposición a la creación de un museo dedicado de forma monográfica a su obra y era partidario, en cambio, de repartir sus cuadros entre distintas ciudades. El pintor manifestó también su deseo de legar a Andalucía parte de su obra, pero, ante la falta de documentación sobre esta específica voluntad, la Junta andaluza ha tenido que negociar con los herederos.Isabel Clara Ángeles y el consejero de Cultura andaluz, Javier Torres Vela, llegaron al acuerdo sobre el legado del pintor esta semana en París, donde reside la hija del artista. Una parte importante del legado estaba ya depositada en España, donde se han celebrado diversas exposiciones. En una galería de Barcelona y en un piso familiar de la misma ciudad se encuentra otro grupo de obras. El legado de Ángeles adquirido por la Junta es, según el consejero de Cultura, la mejor colección existente. El único vacío que presenta es la ausencia de representación de la serie de pinturas conocida como Los albaicines, que se encuentra entre las más apreciadas y valoradas.

Todas las épocas

La mayor parte de la obra del pintor jiennense, ahora en poder del Gobierno andaluz, ha sido exhibida en diversas exposiciones en Jaén, Granada y Sevilla entre 1985 y 1986, informa desde Granada . El legado abarca obras de cada una de las épocas del artista desde su etapa realista de iniciación hasta sus últimos óleos, además de dibujos y grabados. También hay bocetos como el de un monumento en homenaje a Federico García Lorca -su gran amigo en la etapa granadina, padrino de su hija Isabel Clara-, que está en poder del Ayuntamiento de dicha ciudad.En las tres ciudades andaluzas se expusieron también parte de los objetos personales cedidos ahora por la familia a la Junta de Andalucía, como sus paletas de pintor, un álbum de diseño de bocetos y los galardones concedidos en vida en Jaén y Granada. También se mostró parte de su correspondencia con artistas de la generación del 27, como Rafael Alberti, Lorca y Bergamín, y otros escritos de Picasso y Manuel de Falla. Meses después de su muerte, acaecida en París el 4 de abril de 1984, la Consejería de Cultura andaluza puso en marcha el proyecto de la exposición y de la vuelta a su tierra de una parte representativa de su producción.

La polémica sobre su ubicación fue solucionada repartiéndola entre Jaén, Granada y Sevilla. En Granada ocupará una sala del Museo de Arte Contemporáneo, situado en el palacio de Carlos V. Manuel Ángeles Ortiz nació en Jaén, pero pronto se trasladó a Granada, donde estableció contacto con los grupos intelectuales de la época, donde confluían personajes como los hermanos Francisco y Federico García Lorca, el pintor Ismael de la Serna, Fernando de los Ríos, Guillermo de Torre o el músico Falla. Su primera exposición la hizo en el Centro Artístico granadino. Posteriormente se trasladó a Madrid. Tras la guerra civil se exilió en Argentina y a mediados de los años cuarenta fijó su residencia en París. Este "andaluz de luz", como lo definió Alberti, vivió Andalucía hasta su muerte, en su domicilio francés, donde era continuamente visitado por amigos y paisanos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la firma

Lluís Bassets

Escribe en EL PAÍS columnas y análisis sobre política, especialmente internacional. Ha escrito, entre otros, ‘El año de la Revolución' (Taurus), sobre las revueltas árabes, ‘La gran vergüenza. Ascenso y caída del mito de Jordi Pujol’ (Península) y un dietario pandémico y confinado con el título de ‘Les ciutats interiors’ (Galaxia Gutemberg).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS