Los trabajadores

de Gas Madrid iniciaron ayer un encierro en protesta por la oferta presentada por la empresa en el negocio colectivo y ante el temor de una próxima reconversión como consecuencia de la comercialización del gas natural. La empresa ofrece en el convenio un 5,5% de incremento en 1987 y el 3,3% en 1988. Los trabajadores piden un 8,3% para este año.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS