Los resultados de la Caja Postal ascendieron a 9.521 millones de pesetas

Los beneficios después de impuestos obtenidos por la Caja Postal de Ahorros en 1986 ascendieron a 9.521 millones de pesetas, el 11% más que en el ejercicio anterior, y después de incrementar en un 48% las cantidades destinadas a provisiones y amortizaciones, que supusieron una cantidad superior a los 11.300 millones de pesetas. Los productos financieros crecieron el 17%, mientras la retribución de los recursos ajenos lo hizo en un 9,4%.

Los gastos de explotación, especialmente los generales, crecieron muy por encima de los de la media del sector como consecuencia del plan de expansión del número de oficinas y de mecanización de la actividad. El empleo neto creció en la Caja Postal en 300 personas, lo que provocó también fuertes incrementos de los gastos de personal.

La elevada cantidad de dinero destinada a provisiones se explica, según Luis Delso, consejero delegado de la entidad, "porque tan sólo hace cuatro años que la Caja Postal empezó a hacer este tipo de reservas y a que la inversión crediticia, y, por tanto, la cuantía de las provisiones legales necesarias, ha aumentado en el último ejercicio en más de 100.000 millones de pesetas".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS