CONFLICTOS EN LA SANIDAD

Cupo general y autonómico

El punto clave de la discordia que enfrenta a los pre-MIR y a los MIR con Sanidad es precisamente la nueva modalidad de distribución de plazas por autonomías que el ministro Julián García Vargas prometió a los representantes de las comunidades autónomas. Los médicos consideran que la nueva distribución es injustificable tanto académica como profesionalmente ya que no existen medios adecuados de formación en las nuevas plazas.De acuerdo con la distribución autonómica, aumentan las plazas para formación de especialistas en las diversas comunidades autónomas consideradas más retrasadas en equipos sanitarios, mientras que otras ciudades que tradicionalmente admitían la mayor parte de MIR, caso de Madrid, ven reducido su número.

Más información
El conflicto de los médicos residentes paraliza algunos servicios hospitalarios de Madrid

También han aumentado este año las plazas adjudicadas privadas por sistema público de las que la mayor parte se la llevan los centros Santa Cruz y San Pablo de Cataluña -72- y la Fundación Jiménez Díaz de Madrid -46-.También han aumentado las plazas adjudicadas privadas por sistema privado, especialmente en Cataluña y en Navarra.

Con criterios autonómicos serán repartidas este año 1.860 plazas, mientras que tan sólo se reservan 136 plazas para la elección de los que superaron el examen MIR con más puntuación.

En la práctica, según médicos de la Administración y según han admitido algunos médicos pre-MIR, este año no afectará de forma sustancial a la elección de la mayor parte de las plazas -que se hará, como en anteriores ocasiones, por riguroso orden de puntuación-, pero el problema se plantea en la filosofía de la elección, ya que por primera vez se plantea la primacía geográfica a la voluntad del aspirante.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS