Siete islas anglófonas del Caribe deciden constituir una federación

Los dirigentes de siete islas anglófonas del Caribe, entre ellas la de Granada, han decidido iniciar conversaciones inmediatas "para la formación de una federación de Estados". Esta resolución fue aprobada el pasado domingo, al término de una cumbre de los siete países celebrada en la localidad de Tórtola, islas Vírgenes británicas.

La propuesta fue presentada por el primer ministro de Santa Lucía, John Compton. Las 7 islas de las 13 que integran la Comunidad Económica del Caribe (Caricom) que formarán la federación son Santa Lucía, Granada, San Vicente y Granadinas, Saint Kitts, Nevis, Antigua y Montserrat (colonia británica). Estas islas totalizan medio millón de habitantes y 2.820 kilómetros cuadrados. A ellas podría unirse, según Compton, Barbados.Las discusiones para la unión se iniciarán después de la cumbre del Caricom, que debe celebrarse a finales de este mes en Santa Lucía. Según Compton, la federación deberá tener un solo Gobierno central y permitir la libre circulación de personas y de bienes entre los Estados miembros.

Minúsculos territorios esparcidos en el mar Caribe -a excepción de Guyana y Belice, que se encuentran en tierra firme-, las antiguas colonias británicas en la región no han renunciado jamás a su independencia y a su unidad. Existe el precedente de la Federación de las Indias Occidentales, que crearon 10 países de la zona en 1958.

En los últimos años las diferencias ideológicas -exacerbadas por la invasión norteamericana de Granada en 1983- se han reducido. Algunas islas han renunciado a la tentación castrista de su vecina Cuba y otras han visto frustradas sus esperanzas de desarrollo mediante la aproximación a Estados Unidos.

Según los observadores, el fracaso de la Iniciativa para la Cuenca del Caribe -lanzada por el presidente Ronald Reagan en 1982 y que entró en vigor en 1984-, que debía permitir la entrada en el mercado norteamericano de ciertos productos caribeños y crear miles de empleos en la zona, ha sido determinante para la decisión tomada ahora.

En 1985 las exportaciones de los países caribeños a Estados Unidos disminuyeron un 23%. Además, la disminución del 41% de la cuota de importación de azúcar decidida por EE UU en diciembre del año pasado ha provocado protestas unánimes de los países de la región.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS