María Kodama presentó, en una carta al escritor la Fundación Jorge Luis Borges

Publicada una edición facsimilar de 'El Aleph'

María Kodama, viuda del escritor argentino Jorge Luis Borges, presentó ayer, en el paraninfo de la universidad de Alcalá de Henares -donde Borges recibió en 1979 el Premio Cervantes-, la fundación internacional que velará por la difusión de la obra del autor de Los conjurados. En el mismo acto se anunció la preparación de las obras completas, que serán editadas por Alianza Editorial con la colaboración de la editorial argentina Emecé. Se prevé que el primer tomo aparezca en 1991. Con motivo del 90º aniversario de Borges, la universidad de Alcalá de Henares ha publicado una edición facsimilar de El Aleph.

María Kodama sorprendió a su auditorio al anunciar que su discurso consistiría en una carta dirigida a Borges. "Es", dijo, "algo que acostumbro a hacer desde su ausencia. Cuando me ocurre algo, cuando descubro algo, le escribo una carta. Este ejercicio me ayuda a mantener viva no sólo su memoria, sino su palabra, su pensamiento, las circunstancias de nuestra vida".En un discurso cálido, borgiano, de continuas referencias a imágenes y palabras de su esposo, María Kodama fue anunciándole -como regalos por su 90º aniversario- la preparación de las obras completas, la edición facsimilar de su libro El Aleph y la creación por la universidad de Alcalá de Henares de un instituto Jorge Luis Borges dedicado al estudio de la literatura latinoamericana.

María Kodama acostumbra a escribir estas cartas "generalmente en los aviones, y las conservo en este estilo informal, sin corregirlo. Mantengo la esperanza de que, en algún lugar del universo, Borges me escucha".

"Querido Borges: volamos a 10.000 metros de altura y la temperatura exterior es de 38 grados bajo cero. Hace una hora y media que partimos de Ezeiza". Así, con estos datos precisos, daba comienzo la carta. Precisiones que justificó "como parámetros que tornan posible la comunicación y evitan que nos ahogue la marea del alma". "La música banal del aeropuerto me hizo notar su ausencia. La ausencia de su inteligencia y sentido del humor".

Amor a la belleza

María Kodama recorrió en su carta una biografla teñida de amor a la belleza, a la hiperestesia del conocimiento. "Ahora, como siempre en tiempos difficiles, recurro a su obra". Y de seguido recitó un poema de Conjuros, aquel que comienza: "Escribir un poema es ensayar una magia menor... Esta carta será leída el 11 de diciembre en Alcalá de Henares, donde se encontrarán, venidos de los cuatro puntos cardinales, quienes no sólo admiran su obra, sino su lucidez y valentía como ser humano".María Kodarna recorrió paisajes, recuerdos, museos e historia de la mano de Borges, como aquella exposición de arte vikingo en Nueva York, en la que el escritor lloró de emoción. "Sólo apretó mi mano y sentí la hermandad de la belleza".

La carta concluyó con un último regalo, una última sorpresa para Borges: "El muro de Berlín ha caído. Recuerdo cuando el hombre llegó a la Luna. Los brindis que hicimos por la inteligencia, por el destino del hombre". Unida a esta última noticia de la carta, María Kodarna leyó el poema Los conjurados, que concluye: "En el centro de Europa, / en las tierras altas de Europa, crece una torre de razón y de firme fe. / Los cantones son ahora veintidós. El de Ginebra, el último, es una de mis patrias. / Mañana serán todo el planeta. / Acaso lo que digo no es verdadero; ojalá sea profético".

La edición de las obras completas de Borges será, en palabras de Kodama, "realmente completa, porque reunirá todos sus escritos sobre las más diversas cuestiones. No sólo sus cuentos y poemas, sino también sus conferencias, críticas de libros y escritos sobre el cine". Esto supone "no sólo un enorme trabajo de compilación, sino sobre todo un enorme esfuerzo crítico".

La labor crítica correrá a cargo de destacados especialistas en la obra borgiana, que, en palabras de María Kodama, "pondrán su conocimiento y una extraña e intensa amistad intelectual que Borges genera en sus lectores".

Por otra parte, en la Residencia de Estudiantes se celebró un encuentro entre estudiosos de la obra borgiana, poetas y narradores, celebrando el 902 aniversario del escritor, bajo el epígrafe Borges para el próximo milenio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS