Ramón Mendoza excluye al técnico John Toshack de sus planes para la próxima temporada

Ramón Mendoza, presidente del Real Madrid, se ha planteado la conveniencia de renovar el equipo a partir de la próxima temporada. Entre los cambios estará el del entrenador, John Toshack, que no seguirá en el club, pese a que firmó un contrato por ésta y la próxima temporada. Mendoza y Toshack manitienen unas tensas relaciones, agudizadas ayer después de la entrevista que mantuvieron para tratar del último conflicto del técnico con los medios informativos. Toshack no fue bien recibido por la plantilla y además ha perdido el respaldo de la directiva, en la que cuenta con un apoyo mínimo.

El presidente del Madrid mantuvo ayer una jornada intensiva de tirones de orejas. El jugador argentino Oscar Ruggeri fue el primero en recibir la reprimenda de Mendoza por el incidente que mantuvo con un periodista. El capitán del equipo, Agustín, fue testigo de las disculpas que su compañero presentó al presidente y que no le van a salvar de una multa económica. El tono de la reprimenda subió con Toshack, que acabó despistando una vez más a los periodistas al abandonar las oficinas del Madrid por la puerta de atrás.Mendoza comentó: "El entrenador- ha reconocido su error en el trato que tiene con los medios informativos en general". Toshack ha hecho un hábito de estos errores y también de su posterior propósito de enmienda.

El presidente madridista no está dispuesto a permitir más desgaste en la imagen del club, sobre todo a nivel internacional, de lo que acusa a Toshack y que ha propiciado sus divergencias con los dir1gentes del club. Los resultados no han favorecido la situación del técnico galés, con el que el club ha visto como se ha esfumado el principal objetivo para el que fue contratado: la Copa de Europa. Tampoco el recibímiento de los jugadores y su trato con, los mismos ha permitído mejorar los problemas de imagen de la entidad blanca. El distanciamento entre Mendoza y Toshack llegan al extremo de que el presidente le ha reprochado a su técnico su mal castellano y su escaso interés por mejorarlo. Mendoza barajó tres nombres hace un año -Trapattoni, Cantatore y Toshack-, pero en esta ocasión utiliza. un nuevo apellido, el del soviético Lobanovski, cuyo principal inconveniente radica en sus problemas cardíacos.

Tras la eliminación por el Milán, Ramón Mendoza decidió afrontar una seria reconversión del equipo, en la que no entra traspasar al jugador Michel, pero sí prescindir del alemán Schuster. El Madrid recurrió la pasada temporada a un intermediario para colocar al jugador alemán en un equipo francés sin resultado, debido al elevado coste de la operación para el equipo que decidiese hacerse cargo del contrato del jugador, que alcanza los 250 millones anuales de salarlo. Actualmente, el nombre de Schuster vuelve a estar en el mercado, aunque el objetivo parece centrarse en un equipo suizo; la operación resulta también más sencilla por cuanto el club de destino sólo ha de soportar un año y no dos de contrato. Un entrenador contactado hace un año por el Madrid, cuando se planteó la sustitución de Beenhakker, condicionó su firma a queSchuster abandonase el equipo.

La situación de Ruggeri es también delicada, tanto por su rendimiento como por las cludas que plantea su estado fisico, dado que el jugador ha sufrido muchas lesiones.

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS