Previsiones económicas al cierre del ejercicio

El turismo deteriora el déficit corriente

La balanza de pagos por cuenta corriente a lo largo de 1989 tendrá un déficit a finales de este ejercicio casi tres veces superior al registrado a lo largo de 1988. La previsión del Banco de España establece el déficit en 11.167 millones de dólares en este ejercicio, frente a los 3.760 millones registrados en 1988. El deterioro de la balanza comercial será evidente al superar los 3.300 millones de dólares. Pero el saldo de los ingresos netos por turismo tradicionalmente, uno de los factores de equilibrio de las relaciones con el exterior- no facilitará este año las cosas.

Mientras hace un año el saldo final del turismo alcanzaba 1.674 billones de pesetas, en el actual los ingresos netos serán inferiores muy ligeramente, pero por debajo de los del año anterior. El saldo del turismo se debe tanto a un menor crecimiento de la entrada de turistas en España como a una salida mayor de españoles al exterior, que se ha traducido en más gastos de divisas por este concepto. La fuerte apreciación de la peseta en relación a las monedas de determinados países de la Europa comunitaria y de los norteafricanos ha favorecido la sa5cla de vacaciones de colectivos más numerosos en este ejercicio.

Más información
Un enfriamiento pasajero
El crecimiento económico estará cerca del 5% este año, según el informe del Banco de España

La entrada de España en la Comunidad Europea ha servido, en los ejercicios anteriores y también en éste, para frenar ligeramente el ritmo de crecimiento del déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente.

Transferencias

El saldo de las transferencias, en el que se incluyen sobre todo las entradas y salidas como consecuencia cie los acuerdos del Tratado de Adhesión, presenta cantidades crecientes y positivas. Este ejercicio terminará con unos ingresos netos de 575.000 millones de pesetas, una tercera parte de las entradas totales por turismo.El fuerte crecimiento del déficit por cuenta corriente, hasta situarse en una cifra equivalente al 3% del producto interior bruto en 1989, puede aumentar hasta el 4,5% en 1990 si no dieran resultado las medidas adoptadas por las autoridades económicas a lo largo de 1.989. Y un déficit de esa magnitud no sería soportable para la economía española, en opinión de la mayor parte de los expertos, que coinciden en la necesidad de moderar el ritmo de crecimiento del consumo.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS