Fiat confirma a Industria que España sigue siendo candidata a la nueva fábrica de coches

Cesare Romiti, consejero delegado de Fiat, ha remitido una carta al ministro de Industria, Claudio Aranzadi, ratificándole el interés del grupo en localizar en España su nueva planta europea de producción de automóviles, que cuenta con una inversión prevista de más de 100.000 millones de pesetas. Por otra parte, el Instituto Nacional de Industria (INI) cerrará en el primer trimestre de 1990 los términos de su toma de participación del 8% en MAN AG, pactada a raíz de la compraventa de la Empressa Nacional de Autocamiones (ENASA).

La localización en España de la nueva factoría de Fiat constituyó una de las bazas negociadoras en la oferta realizada por el grupo para la compra de ENASA. La adjudicación a Maschinfabrik Ausburg Nuernberg (MAN) y Daimler Benz del 80% de la empresa públicia española apeó a Fiat-Iveco, la otra de las multinacionales que mantuvo hasta el final su opción de hacerse con el control del fabricante de los camiones Pegaso.Pese a todo, días después de conocerse: la noticia, que situaba a Fiat como la gran perdedora en la operación, Romiti ratificaba a Industria la voluntad de su grupo de mantener a España entre los candidatos para la adjudicacion de su planta de automóviles, en la que se fabricará un nuevo modelo del segmento bajo, similar al Fiat Uno.

Portugal y Gran Bretaña son las otras opciones barajadas por el gigante de Turín, que estima alcanzar un volumen de producción de entre 200.000 y 400.000 unidades al año. El Reino Unido practica una agresiva política de atracción de inversiones en el sector del automóvil en el serio de la Cornunidad.

Sin embargo, Portugal se coloca, en principio, cemo el candidato con mayores posibilidades para atraer la multinilllonaria inversión el grupo que, recientemente ha acordado la compra del 49% de Maserati y del 51% de Innocenti, en Italia. Además, Fiat ha anunciado la creacíón de una empresa mixta en la Unión Soviética con una inversión de 1.000 millones de dólares, a la vez que mantiene negociaciones con la multinacional sueca Saab.

Ultimar acuerdos

Mientras, el INI dispone de un plazo de tres meses para ultimar los términos del acuerdo de transmisión patrimonial correspondiente a la venta del 80% de Enasa y la compra paralela del 8% de MAN. "Lo comido por lo servido", según fuentes próximas a la operación, si bien en medios del Ministerio de Industria se insiste en que el INI registrará un saldo positivo al término de la transacción. Como es sabido, el consorcio alemán formado por Daimler Benz y MAN se ha comprometido a pagar 36.000 millones de pesetas por Enasa, incluyendo 8.000 millones correspondientes al fondo de pensiones de la empresa española.No obstante, y por encima del resultado económico de la operación, las citadas fuentes oficiales insisten en que la venta de Enasa a Daimler Benz y MAN está fundamentada en un proyecto industrial que garantiza la capacidad de supervivencia de la empresa española de autocamiones.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

No hay que olvidar que a mediados de año, la empresa sueca Volvo tenía prácticamente en su mano un acuerdo de principio para la compra de Enasa que el Ministerio de Industria se vió obligado a paralizar. El protocolo con Volvo fue considerado como una mera operación financiera por la que el INI recibía 25.000 millones de pesetas sin asegurar ninguna contrapartida efectiva desde el punto de vista de los intereses industriales de Enasa.

Por su parte, el Ministerio de Industria considera que, al margen del proyecto con Volvo, el consorcio alemán precisaba con mayor énfasis que Fiat su compromiso de futuro sobre Enasa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS