Montserrat Torrent inaugura con Bach el órgano del Auditorio

30 años de organista "juzgados en una hora"

Montserrat Torrent se enfrentó el jueves por la noche a la cima de 30 años de esfuerzo. La organista, de 64 años, inauguró el nuevo órgano de la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid con obras de Schumann, Bach, Nikolaus Bruhns, Georg Boehm, César Frank y los españoles Sebastián Aguilera de Heredia y Josep Cercós. Convencida de que en poco más de una hora de concierto se iba a juzgar toda una vida de organista, Montserrat Torrent aceptó el reto con una filosofía que ha hecho suya: anteponer la humildad a la soberbia. "Sólo así me saldrá mejor de lo que me imagino", dijo poco antes del estreno.

El concierto de Montserrat Torrent forma parte de una serie de conciertos inaugurales del nuevo año, con el órgano como protagonista, que han tenido lugar a lo largo de esta semana. El miércoles fue Adolfo Gutiérrez Viejo el encargado de inaugurar el órgano de la sala de Cámara del Auditorio. El francés André Isoir ofrecerá un nuevo concierto hoy en la sala Sinfónica y mañana Presentación Ríos cerrará esta serie de conciertos inaugurales.En la programación de la actual temporada de la Orquesta Nacional de España se han incluido seis conciertos de órgano que tendrán lugar a partir del próximo miércoles. Los nuevos órganos del Auditorio Nacional de Madrid han sido construidos por el alemán Gerhard Grenzing y el español Gabriel Blancafort.

La afición a la música de Montserrat Torrent, nacida en Barcelona, le viene de familia. De madre pianista, inició sus estudios de piano -con 7 años ya daba conciertos-, que se vieron interrumpidos por la guerra civil. Tras este episodio y sin saber porqué retomó el piano sin demasiado entusiasmo. Y es entonces después de tocar en un pequeño órgano de la iglesia del pueblo de veraneo familia, Santa Coloma de Farnells, cuando decide emprender los estudios de este instrumento. "Empecé simplemente como hobby. Nunca para hacer una carrera profesional".

Catedrática de órgano en el Conservatorio Municipal de Barcelona, imparte además clases magistrales en Europa y Estados Unidos. Montserrat Torrent, casada hace tan solo dos años con un músico seis años mayor que ella, tiene muy claro que la música no es algo que se pueda aislar de la sociedad y por ello es una gran estudiosa de la historia y de los acontecimientos sociales, políticos y económicos que rodean la vida de los músicos.

En el concierto del jueves, Montserrat Torrent tuvo un especial interés en incluir en su repertorio una obra muy especial para ella: Pasacaglia del ya desaparecido Josep Cercós, que el compositor catalán escribió para ella antes de morir en febrero.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS