Testigo de Hiroshima

Pedro Arrupe nació en Bilbao el 14 de noviembre (le 1907. Hijo de Marcelino Arrupe, arquitecto y cofundador de La Gaceta del Norte, estudió el bachillerato en los padres escolapios y Medicina en Madrid. Su conocimiento de los barrios miserables del Madrid de 1924 le despertaron una preocupación por la justicia social que ha chocado en ocasiones con las expectativas del Vaticano.Ingresó en la Compañía de Jesús el 15 de enero de 1927. Con la expulsión de los jesuitas por el Gobierno republicano, en 1932, se trasladó a Bélgica. El 30 de julio de 1936 fue ordenado sacerdote. En 1938 marchó a Japón. Detenido 35 días durante la II Guerra Mundial, fue testigo de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima. En octubre de 1958 fue nombrado provincial de la compañía en Japón. El 22 de mayo de 1965 fue elegido prepósito general de los jesuítas. Como tal, asistió a la cuarta sesión del Concilio Vaticano II.

Más información
El padre Arrupe muere en Roma a los 83 años

En 1974 y 1975 se abrió un debate sobre la identidad de los jesuitas en la sociedad moderna, que propició la convocatoria de la 32ª Congregación General. El rumbo adoptado entonces por los jesuitas motivó sucesivas llamadas al orden del Vaticano. En 1979, una carta de Arrupe a los provinciales del mundo señalaba su deseo de acabar con el enfrentamiento con el Vaticano, en efervescencia tras un duro discurso de Juan Pablo II, preocupado por las actitudes de los jesuitas que "desconcertaban al pueblo de Dios".

El 18 de abril de 1980 presentó su dimisión a Juan Pablo II pero éste no la aceptó. El 7 de agosto de 198 1, sufrió una trombosis cerebral de la que nunca se recuperó totalmente. En octubre de 1981, el papa nombró a Paolo Dezza delegado personal en la Compañía. El 3 de septiembre de 1983, el holandés Peter-Hans Kolvenbach fue elegido 291 prepósito general tras aceptarse la dimisión de Pedro Arrupe por los 28.000 jesuitas del mundo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS