Los grandes bancos de inversión japoneses, multados por escándalo bursátil

Los cuatro mayores bancos de inversión japoneses -Nomura, Daiwa, Nikko y Yamaichi- serán penalizados por el Ministerio de Finanzas por haber compensado las pérdidas bursátiles a clientes y mantenido contactos con la mafia nipona. La multa asciende a 16 millones de yenes (unos 14 millones de pesetas) entre los cuatro (Nomura y Nikko pagarán cinco millones y Daiwa y Yamaichi tres).

La multa se debe a que estos bancos compensaron a sus grandes clientes por pérdidas en el mercado de valores y bonos por un total de 20.000 millones de yenes (17.000 millones de pesetas) desde el lunes negro bursátil de octubre de 1987 en el que la Bolsa de Tokio experimentó la mayor caída de la historia con un 14,9%. Las pérdidas fueron declaradas como gastos y atenciones sociales ya que, aunque no son contrarias a la ley, sí lo son a las disposiciones bursátiles. El escándalo ya provocó la dimisión del presidente de Nomura, Yoshihisa Tabuchi, por los contactos con la mafia, conocida por Yakuza.

Asimismo, el Ministerio de Finanzas convocará a las direcciones de los bancos para notificarles reducciones de sueldo de sus ejecutivos e imponerles un veto de negocios con clientes de grandes empresas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS