GOLPE DE ESTADO EN LA U.R.S.S.

Incógnitas sobre la conducta de Gorbachov

RODRIGO FERNÁNDEZ "Durante estos años, él se ha cansado mucho y realmente necesita recuperar su salud", dijo Guennadi Yanáyev refiriéndose a Mijaíl Gorbachov. "Esperamos que una vez que se haya mejorado regresará a cumplir sus funciones", agregó, insistiendo en la versión oficial de que Gorbachov tuvo que dejar la presidencia por motivos de salud.

La gran incógnita es si Gorbachov tuvo alguna participación en el complot o no. Fuentes periodísticas soviéticas dijeron en privado que los golpistas habrían traído al presidente desde Crimea, donde se encontraba de vacaciones, a Moscú el sábado y le habrían planteado la necesidad de imponer el estado de excepción y no firmar el texto del Tratado de la Unión, muy criticado por el Gobierno y la dirección del Parlamento. Según la agencia Interfax, el presidente Gorbachov fue devuelto a su residencia veraniega al negarse a respaldar los planes de golpe.

Más información
Los golpistas amenazan a Yeltsin por su "disonancia"

En todo caso, el Movimiento de Reformas Democráticas (MRD), que preside el ex ministro de Exteriores Edvard Shevardnadze y otras personalidades, entre las que se cuenta Alexandr Yákovlev -los dos dirigentes que advirtieron que se estaba preparando un golpe de Estado-, no excluye que Gorbachov esté mezclado en la confabulación. "Si está enfermo y no puede cumplir sus funciones, entonces había que haber informado de ello y publicado el diagnóstico de los médicos. Y si el presidente ha participado en alguna medida en lo que ha sucedido y sabía de la preparación de esta conspiración, entonces tendrá que responder por ello, pues ha jurado defender la Constitución y está obligado a hacerlo", se dice en el comunicado de la dirección del MRD.

El mismo Shevardnadze, por su parte, dijo: "No quiero defender a Gorbachov. No sabemos lo que ha pasado con él. Que hable por la televisión". La agencia rusa RIA informó que está bajo arresto domiciliario en su dacha de Crimea, mientras que Yanáyev dijo a la prensa que "nada amenaza" al derrocado líder. "Pienso que mi amigo, el presidente Gorbachov, volverá a las filas y que todavía trabajaremos juntos".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS