Airbus denuncia una 'conspiracion' de British Airways y Boeing

British Airways (BA) y la companía norteamericana Boeing conspiran para desplazar del mercado al consorcio europeo Airbus, según una denuncia presentada por este último grupo ante la Comunidad Europea.La compañía Airbus ha remitido una cuantiosa documentación sobre el supuesto compló al comisario de la Comisión Europea para la libre competencia, el británico Leon Brittan, instándole a abrir una inmediata investigación sobre el asunto.

Boeing, líder mundial en la fabricación de aviones, y General Electric, líder en fabricación de motores, habrían ofrecido, según la citada documentación, sustanciales descuentos económicos a British Airways -a su vez una de las mayores compañías aéreas del mundo- para que optara por sus productos en perjuicio de los fabricados por Airbus, un consorcio europeo en el que la firma británica British Aerospace participa con un 20% y del que forma parte también la española Construcciones Aeronáuticas (CASA).

Tales prácticas habrían comenzado hace 13 años, en el año 1978, cuando el actual presidente de British Airways, lord John King, llegó al cargo, según el informe elaborado por Airbus y difundido ayer por el diario londinense The Guardian. Un portavoz de BA rechazó ayer las acusaciones y afirmó que la compañía se había limitado a elegir siempre "la mejor oferta de las presentadas".

De acuerdo con el informe, la compañía norteamericana General Electric, que fabrica los motores para los aviones de Boeing, habría concedido a BA descuentos que sumarían 61.000 millones de pesetas. Se cita como resultado de los pactos secretos entre las tres empresas una operación a tres bandas rematada este verano, en la que BA vendió a General Electric una factoría en Cardiff al precio de 272 millones de libras (unos 50.000 millones de pesetas), aunque las evaluaciones de auditores independientes fijaban el valor real en casi la mitad. El mismo día en que se cerró esta operación, BA encargó a Boeing/General Electric una partida de aviones (modelos B-777 y B-747-400) por importe de 5.000 millones de libras (más de 900.000 millones de pesetas).

Fabricación de motores

También se afirma que el presidente de BA, lord King, pidió secretamente a General Electric que retirara una oferta que había presentado a Airbus para hacerse cargo de la fabricación de los motores de sus futuros aviones, y los suministrara exclusivamente a Boeing. General Electric lo hizo y el consorcio europeo, que contaba ya con esos motores, se vio incapacitado para pujar en el gigantesco contrato de 5.000 millones de libras que se llevó Boeing. Airbus afirma que el precio que ofrecía a General Electric por cada uno de los motores era superior al finalmente pagado por la empresa Boeing.Airbus dice disponer de documentos suficientes que prueban las prácticas comerciales desleales entre las sociedades BA, Boleing y General Electric. La sistemática marginación de Airbus, señala el informe, ha causado adicionalmente un enorme daño a Rolls-Royce, la compañía británica que suministra normalmente los motores al consorcio europeo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS