Las grandes sociedades de valores japonesas tuvieron pérdidas millonarias en 1991

Las cuatro principales sociedades de valores japonesas, cuya reputación sufrió un serio deterioro durante el escándalo financiero de 1991, han registrado pérdidas conjuntas superiores a 100.000 millones de yenes (75.000 millones de pesetas) durante el año fiscal que finalizó el 31 de marzo.A pesar de que sus directivos confian en un próximo ejercicio más rentable, Nomura, Daiwa, Nikko y Yamaichi preparan un importante recorte de gastos operativos. La caída de los ingresos por comisiones en un mercado bursátil todavía débil y la flotación de los bonos emitidos en el extranjero por las compañías niponas son dos de los principales causas del desastroso balance.

Las pérdidas reconocidas oficialmente por las cuatro grandes fueron éstas: Daiwa, 42.000 millones de yenes; Nikko, 26.000 millones, y Yamaichi, 5 1.000 millones. Únicamente Nomura, la principal sociedad, tuvo beneficios antes de impuestos, 29.000 millones de yenes, pero esta cantidad ha sido un 74% más baja que en el año fiscal anterior.

Las sociedades de valores niponas estuvieron en el ojo del huracán el verano pasado al descubrirse que habían compensado ilegalmente con desembolsos millonarios las pérdidas sufridas en el desplome de la Bolsa de Tokio de 1990 por firmas vinculadas con la yakuza (mafia japonesa) y otros clientes a los que querían proteger. Los presidentes de Nomura y Nikko dimitieron en 1991 al agravarse la crisis con nuevos datos.

Taako Hasu, director del departamento de finanzas de Yamaichi, reconoció que los resultados de las operaciones en el exterior no fueron buenos, pero subrayó que los principales problemas se registraron en la central de Tokio.

Mercado débil

Las cuatro firmas han depositado su confianza en una recuperación de la actividad compradora en la Bolsa, con una tendencia a la baja a pesar de las fluctuaciones alcistas, y piensan en beneficios no excesivamente cuantiosos. El índice Nikkei ha perdido casi el 17% desde que comenzó este año fiscal, y un portavoz de Nomura reconoció que el mercado "ha permanecido mucho más débil" de lo que se esperaba. El mes pasado, las "cuatro grandes" anunciaron un pronóstico operativo búrsatil diario para este año de 400 millones de acciones contra los 300 millones el ejercicio anterior.Por otra parte, en julio entrará en funcionamiento un comité de inspección financiera que controlará las operaciones de estas sociedades a fin de evitar la repetición de los escándalos.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS