EL CRIMEN DE ALCÀSSER

Las familias y los amigos de las tres niñas exigen que se encuentre a los culpables y se haga justicia

Los padres, amigos y personas cercanas a las tres niñas asesinadas permanecieron ayer en Alcàsser, presas del llanto y el dolor, a la espera del resultado de la autopsia, confiando en que el examen de los cuerpos aporte pistas decisivas para la rápida captura de los culpables. Fernando García, el padre de Mirian, llegó a su domicilio a primera hora de la tarde procedente de Londres, donde conoció la muerte de su hija y a la que se había desplazado en busca. de las niñas "Pido que se encuentre a los culpables", dijo con voz trémula al descender del avión.

Más información
12 crímenes en cinco años
Condolencia del Rey, González y Aznar
"Sí, son ellas"
Tres detenidos por el asesinato de las niñas de Alcásser

"No se puede describir este sentimiento". Con estas palabras llegó ayer al aeropuerto de Valencia Fernando García, el Padre de Mirian. Le acompañaba Luisa, la hermana de Antonia. Nada más tocar tierra ambos se dirigieron a la sala de prensa del aeropuerto de Manises. Las declaraciones de Fernando García estuvieron presididas por el llanto: "Pido que se encuentre a los culpables y que se les pague en la misma medida. Nunca he sido un hombre rencoroso. Dios es testigo, pero nadie tiene derecho a quitarle la vida a nadie. Es algo que se ha de pagar", dijo con los ojos enrojecidos y la voz trémola.Fernando García conoció la noticia del hallazgo de los tres cadáveres en la noche del miércoles, cuando llamó por teléfono desde Londres a su familia. Había viajado a la capital británica en compañía de Luisa, para entrevistarse con periodistas británicos sobre la búsqueda de las jóvenes.

"Estoy hecho un lío"

En el aeropuerto de Manises le esperaban parientes y amigos. Durante la conferencia de prensa se abrazaron una y otra vez. Su mujer le aguardaba en Alcásser. "Las penas pueden ser mayores o menores, pero pido justicia", insistió García. "Estoy hecho un lío; no sé lo que tengo que hacer", añadió. Las declaraciones de García coincidían con el sentimiento de los otros padres, que permanecieron durante toda la jornada en Alcàsser rotos de dolor.

Entre las personas que aguardaban la llegada de Fernando García y de Luisa se encontraba José Manuel Alcaine, teniente de alcalde de Alcàsser. "Estamos en un momento muy delicado. Conocemos el odio que se ha generado y lo lamentamos. No es que olvidemos, pero conviene que pase el tiempo". Alcaine afirmó que el hallazgo de los cadáveres facilitaría el descubrimiento de los asesinos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Ya en Alcàsser, el padre de Mirian realizó nuevas declaraciones: "Sentimos de todo, dolor, angustia, indignación. Es algo que se resume en una palabra: asco. Repulsa contra la gente que ha cometido esta brutalidad. Es el peor momento de nuestra vida. No olvidamos a nuestra hija".

Grabación radiofónica

Y la madre de Toñi apostilló a continuación: "Quiero justicia, que castiguen a los culpables, no hay derecho a lo que han hecho con unos niños. A nosotros ya sólo nos queda la paciencia. Me gustaría que otros padres supiesen que, mientras tienen hijos han de tener esperanza y no perder el ánimo. No sentimos más que dolor".

Por otra, parte, el equipo del periodista Paco Lobatón obtuvo ayer una grabación radiofónica en la que se escucha la voz de Antonia Gómez el día 12 de noviembre de 1992, la víspera de su desaparición. La grabación corresponde a un programa musical de una emisora local. En la cinta, emitida anoche en el programa de TVE ¿Quién sabe dónde? se escucha a Antonia, conocida entre sus amigas como Toñi, cómo pide una canción y conversa con el locutor del programa. Toñi afirma que desea dedicar el disco a sus amigas. A continuación enumera a sus amigas, entre las que se cita a Mirian y a Desirée. El presentador le pregunta si llevaba escrita la lista de los nombres de sus amigas, a lo que ella responde, divertida, que sí.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jan Martínez Ahrens

Director de EL PAÍS-América. Fue director adjunto en Madrid y corresponsal jefe en EE UU y México. En 2017, el Club de Prensa Internacional le dio el premio al mejor corresponsal. Participó en Wikileaks, Los papeles de Guantánamo y Chinaleaks. Ldo. en Filosofía, máster en Periodismo y PDD por el IESE, fue alumno de García Márquez en FNPI.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS