Dunkel, partidario de un nuevo marco para el comercio internacional

El director del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio), Arthur Dunkel se manifestó favorable a una nueva formulación del comercio internacional que permita la presencia de representantes de intereses de las economías privadas en la organización de los países miembros. Dunkel, que termina su mandato el próximo mes de junio y será sustituido en el cargo por David Sutherland (ex-comisario de competencias de la CE) pronunció ayer una ponencia en el International Management Symposium organizado por la universidad suiza de St Gallen.Los recientes acuerdos entre Estados Unidos y Europa y la posibilidad de que concluya la Ronda Uruguay a finales de 1993 centraron los debates del seminario que contó con la participación vía satélita de Robert Rubin, asesor económico del presidente Clintein y con la presencia del vice-presidente del Bundesbank Hans Tietmeyer.

Libre comercio

Más de 500 empresarios de Europa, Estados Unidos y Japón, que han participado en la reunión tuvieron ocasión de debatir con los ponentes sobre las dificultades del libre comercio internacional que choca con la intransigencia de Japón, un mercado protegido por barreras técnicas pero legitimado "por la alta exigencia de calidad de nuestra demanda doméstica" en palabras de Nobor Hatakeyama, vice-ministro del poderoso MITI, departamento internacional de comercio.El español Ignacio López Arriortúa, del grupo Volkswagen, y principal atracción del seminario, defendió la creatividad como fuerza motriz de lo que llamó la tercera revolución industrial. Según López Arriortúa, para afrontar el momento actual -"atravesamos una gran revolución pero no una recesión", afirmó-, los agentes del mercado europeo deben olvidar excusas como el hecho de que otros países terceros practiquen el dumping o que compitan en condiciones de bajisimos costes laborales. Para Arriortúa, actuar con políticas de la oferta sobre todo en materia de innovación tecnológica es la clave de un éxito que sólo se obtiene ofreciendo alta calidad a bajo precio".

"Desconozco la existencia de unos documentos de General Motors que han servido para formular falsas acusaciones contra mí", señaló López Arriortúa al finalizar el seminario. El ejecutivo explicó que había entrado en contacto con Volkswagn por primera vez en diciembre de 1992, "pero nadie del consejo se dirigió a mí sino que fuí captado por un intermediario" como dice el semanario alemán Der Sp¡egel".

Por otra parte, el juzgado de primera instancia de Francfort rechazó ayer la solicitud de la General Motors para que prohibiera el ejercicio de su profesión a los siete directivos que acompañaron al directivo español al dejar GM para irse a la empresa alemana.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS