Los viajeros aparcan mal sus coches para ahorrarse 100 pesetas diarias

Renfe nunca lo hubiera previsto. La compañía invirtió el pasado año 1.030 millones de pesetas para construir dos aparcamientos vigilados en los que dejar el coche durante todo el día y entrar en Madrid en tren y sin atascos. Nueve meses después, cientos de automovilistas viajeros de Majadahonda y Las Rozas, ciudades residenciales de¡ norte de Madrid, prefieren dejar sus coches mal aparcados con tal de ahorrarse 20 duros diarios.

Más información
"No pago y, además, me doy un paseíto"

Los viajeros que toman el tr en en Las Rozas (22.500 habitantes) y en Majadahonda (34.000) para dirigirse a sus respectivos trabajos en Madrid invaden diariamente con sus coches pinares y aceras cercanos a ambas estaciones. Los automovilistas evitan así tener que pagar las 100 pesetas que Renfe les cobra por aparcar durante un máximo de 14 horas en los aparcamientos disuasorios inaugurados en agosto y en septiembre de 1992.Esta tarifa reducida -la normal es de 175 pesetas la hora- es para los transeúntes que tengan algún título de transporte, como puede ser el bonotrén.

A pesar del precio reducido de una plaza de aparcamiento, en el de Majadahonda, que cuenta con una capacidad para 1.060 vehículos, sólo se ocupan diariamente entre 500 y 600 plazas -el 50% de su capacidad, como reconoce Renfe, compañía que abrió este nuevo aparcamiento en septiembre, con un coste de 820 millones de pesetas- El encargado de esta instalación reconoce que "es imposible llenarlo".

La imagen desolada del aparcamiento vigilado contrasta con la de un pinar, conocido como el Monte del Pilar, que se encuentra a pocos metros de la estación de ferrocarril y que es utilizado como aparcamiento paralelo y gratuito por más de cien coches de cilindrada media y alta.

Para solucionar este problema, el Ayuntamiento de Majadahonda ha iniciado una campaña informativa advirtiendo a los vecinos de la retirada de sus vehículos por encontrarse "mal aparcados".

En la nota se aconseja que se utilice el aparcamiento y se recuerda su precio. Además de esta medida, el concejal de Tráfico, Juan Osorio Cumplido, aseguro que se va a poner una barrera para impedir que los vehículos invadan el monte. "Los infractores deberán pagar entre 8. 000 y 10. 000 pesetas por la retirada de sus automóviles más la multa por encontrarse mal aparcados".

En Las Rozas, el nivel de ocupación del aparcamiento disuasorio se eleva al 80%. El aparcamiento de esta estación de ferrocarril tiene una capacidad total de 440 plazas. Fue el primero de estas características instalado, en agosto pasado, en una localidad pequeña. Costó 2 10 millones de, pesetas. Según los datos de la compañía ferroviaria, 5.000 viajeros utilizan diariamente el tren en esta población, rodeada, como Majadahonda, de numerosas urbanizaciones.

Desde que se abrió el flamante aparcamiento disuasorio, su responsable nunca ha tenido que poner el cartel de completo. Sin embargo, en los alrededores de la estación y casi en la misma vía del tren, unos 300 viajeros buscan un hueco para ahorrarse los 20 duros del día.

El responsable de este aparcamiento, Jesús de la Calle, añade que esta media se mantiene diariamente, excepto los fines de semana y los festivos.

El día 1 de este mes, Renfe aplicó una nueva bonificación para que los viajeros utilicen el aparcamiento. Antes, el límite estaba en 11 horas, y el bono mensual de aparcamiento se ha rebajado de 3.000 a 2.000 pesetas. Este, según Renfe, "puede ser utilizado sin limitaciones entre las 5.45 y las 0.l5". Pero, a pesar de estas novedades, los viajeros han hecho oídos sordos y prefieren aparcar en pinares y aceras.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS