13 diputados a estrenar

Los parlamentarios primerizos por Madrid creen que su tarea es "nacional"

Doce hombres y una mujer estrenan escaño parlamentario por Madrid. Ocho son del PP, tres de Izquierda Unida y dos del PSOE. Hay entre ellos desde un ex juez, Baltasar Garzón, que promete tener "el despacho abierto" para los ciudadanos en temas de droga y delincuencia, hasta un ingeniero preocupado por el declive industrial. Cinco no son madrileños, pero la mayoría considera que su escaño es "nacional" antes que regional.

Son diputados de provincias sin serlo. Se ahorran los viajes, pero en muchos casos también se ahorran la circunscripción: la mayoría considera que su trabajo debe ser más de ámbito nacional que madrileño.Además, hay que acercarse hacia la mitad de las listas para encontrar personas más vinculadas a la vida regional o municipal. También es dificil hallar mujeres. De los 34 diputados por Madrid, sólo cuatro son mujeres (mitad del PP y mitad del PSOE). He aquí los representantes noveles por Madrid:

Rafael Arias-Salgado. Es el único de los 13 nuevos diputados con experiencia previa. Incluso tuvo banca por Madrid en las filas del CDS, pero acabó por renunciar. Ahora vuelve. "Esta es una circunscripción muy grande. Es casi imposible atenderla como diputado de distrito", dice. Es diplomático y nació en la capital hace 51 años.

Juan Carlos Vera Pro. Madrileño de 38 años, abogado y secretario de organización del PP. Cree que esta tarea le seguirá ocupando buena parte del tiempo. "Mi dedicación sera más nacional que madrileña", prevé.

Ana Mato Adrover. La única parlamentaria nueva tiene 32 años y voluntad de ejercer "como diputada niadrileña". A fin de cuentas cambia el escaño en la Asamblea regional por el del Congreso. "Me ocuparé de los intereses de los madrileños" promete esta licenciada en Políticas. Está convencida de que la gente de la región tiene identidad propia.

Cristóbal Montoro Romero. Este jiennense de 42 años es doctor en Ciencias Económicas y asesor en estas cuestiones de José María Aznar.

Luis Eduardo Cortés Muñoz. A sus 50 años es presidente del PP de Madrid desde 1986 y ha sido concejal, diputado regional y senador. "En el Congreso es donde se hace la gran política", explica. Pretende "defender los intereses de Madrid en el contexto de los intereses de España". "De cada 100 pesetas que van al Estado en impuestos, 40 proceden de Madrid, pero sólo revierten 10 en inversiones", destaca. Sin embargo, se siente antes "diputado nacional".

Carlos Aragonés Mendiguchía. Madrileño de 36 años. Este estrecho colaborador de José María Aznar no se hace muchas ilusiones respecto a su compromiso madrileño. Es el coordinador de la presidencia del PP. "Esa adscripción hace que el nivel de mi tarea sea prioritariamente nacional".

José María Michavila Núñez. Nació en Madrid hace 33 años. Es secretario de estudios y programas del PP y letrado del Consejo de Estado.

José M. Fernández Norniella. Nació en Asturias y creció en Madrid. Este ingeniero en Ciencias Energéticas tiene 48 años y mucha preocupación por los temas industriales. "Al Parlamento hay que llevar los problemas de la circunscripción, si bien hay que supeditar todo al interés nacional", dice. Promete tener contacto con la ciudadanía. En cuanto al retraso en infraestructuras de la capital prefiere ser realista: "Ésta es la legislatura del cinturón apretado", sostiene.

Baltasar Garzón. El primer nuevó del PSOE tiene vitola de independiente. Ex juez, nació en Torres (Jaén) hace 37 años. Promete disponibilidad: "No tengo inconveniente en tener el despacho abierto a los ciudadanos en temas de los que puedo entender". Tiene un doble planteamiento: trabajar en Justicia e Interior, contra el tráfico de drogas y la delincuencia organizada, y defender los intereses de Madrid siguiendo las estrategias del grupo parlamentario.

Manuel de la Rocha. Madrileño, de 45 años, militante de Izquierda Socialista y con experiencia de alcalde (Fuenlabrada), consejero (de Educación) y diputado regional. Cree que se puede compatibilizar el carácter nacional y la adscripción regional de su cargo. Es el único que propone resolver la ley de capitalidad.

Diego López Garrido. El primero de los nuevos por IÚ es catedrático de Derecho Constitucional y tiene 45 años. "Los diputados de Madrid tienen que ocuparse de Madrid". Le preocupan tres problemas: infraestructuras, comunicaciones y reindustrialización.

Franco González. Es concejal del Ayuntamiento de Madrid. González es un maestro nacido en Ávila hace 50 años y piensa "ejercer de madrileño" en el Congreso. "Madrid ha sido la gran olvidada. Necesita un esfuerzo inversor del Estado para mejorar accesos, recuperar el centro, construir viviendas...".

Francisco Frutos. "Aquí hay cinco millones de personas y están comprimidos los principales problemas, como en una pastilla de caldo. Hay que abordarlos tanto desde las instituciones regionales como desde los presupuestos generales". Este líder del PCE nació hace 54 años en Calella de la Costa (Barcelona).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS