La Cámara azerí abre las puertas al retorno del ex comunista Alíyev

El Parlamento de Azerbaiyán convocó nuevas elecciones presidenciales para el próximo 3 de octubre, tras aprobar los resultados del referéndum de confianza en Abulfaz Elchibéi, el jefe de Estado que huyó de la capital, Bakú, en junio. Elchibéi sufrió el rechazo del 97% de los votantes. La decisión parlamentaria abre la puertas al retorno del dirigente ex comunista Heydar Alíyev.

Los parlamentarios introdujeron una serie de modificaciones a la ley electoral, entre las que se incluía una que no permitía a personas mayores de 65 años presentar su candidatura a jefe de Estado. Con ello, se abre el camino a la presidencia para el nuevo hombre fuerte de Azerbaiyán, Alíyev, que tiene 70. Este ex líder comunista no pudo competir en las elecciones anteriores por esta limitación.

Los diputados también aprobaron en la madrugada de ayer la nominación de una serie de altos cargos, entre ellos el de ministro de Defensa, puesto clave en el marco de la guerra que desde hace más de cinco años libran azerbaiyanos y armenios por el control del Alto Karabaj. El elegido para dirigir las humilladas fuerzas armadas de Azerbaiyán es el general Mamad Mamadrafi, militar de carrera del Ejército soviético, que sirvió en Afganistán en los años 80.

Mientras tanto, en la guerra con el Alto Karabaj se perfila un acuerdo. Las autoridades del enclave, que hoy celebran el segundo aniversario de la proclamación de su república, dieron ayer órdenes a sus combatientes de retirarse del distrito de Qubadlí.

Turquía manifestó ayer que Irán estaba concentrando tropas en la frontera con Azerbaiyán y demandó el establecimiento de una zona de acogida para los refugiados azeríes.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS