Gaddafi y el Parlamento de Egipto arremeten contra Chanel por el traje con versos del Corán bordados

El dirigente libio Muammar el Gaddafi declaró ayer que el vestido de Chanel con bordados que reproducen versos del Corán constituye "uno de los preludios de la nueva cruzada occidental contra los musulmanes y el Islam, con vistas a su aniquilación"."Los vestidos de noche que reproducen textos coránicos pisotean las creencias sagradas de los musulmanes", continuó Gaddafi en un discurso transmitido por la televisión libia. "Y han sido elaborados con la aprobación de las autoridades francesas".

Terminó señalando que la decisión de Chanel de destruir esta prenda "no es más que un paso atrás provisional".

Todo empezó el pasado día 15, durante el lujoso desfile de Chanel en París. Sobre la pasarela apareció la modelo Claudia Schiffer exhibiendo un escotado traje en el que el diseñador Karl Lagerfeld había, insertado, supuestamente por ignorancia, los polémicos bordados con versos del Corán. Ante las primeras reacciones de quienes saben leer en árabe, Chanel se deshizo en disculpas y se comprometió a destruir todo lo relacionado con el polémico traje, desde el diseño hasta las fotos de promoción. Pero el revuelo ya está levantado.

La comisión de Asuntos Sociales y Religiosos del Parlamento de Egipto hizo un llamamiento el domingo "a todos los países árabes y musulmanes a boicotear" la marca Chanel "corno respuesta a su menosprecio por el Corán".

El comunicado de la comisión añade: "Chanel a menospreciado el Libro Sagrado de los musulmanes del mundo entero y ha herido sus sentimientos".

Los primeros en reaccionar fueron los indonesios. El presidente de los ulemas de Indonesia, Hasan Basri, también ha pedido el boicoteo de la firma y del famoso modisto Lagerfeld.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS