Absoluta falta de respeto a los derechos humanos

La respetada organización norteamericana Middle East Watch (MEW) responsabiliza al poder y a la oposición islámica de las crecientes violaciones de los derechos humanos en Argelia. MEW también critica duramente a los acreedores occidentales del país magrebí, especialmente a Francia, por no presionar al régimen argelino hasta obligarle a enmendarse.Bajo el título La situación de los derechos humanos en Argelia: nadie se libra, MEW ha publicado recientemente un exhaustivo informe de 67 páginas en el que reprocha al poder las ejecuciones sumarias y los juicios celebrados por los tribunales especiales creados el 30 de septiembre de 1992. Éstos, cuya misión es juzgar los delitos de subversión y terrorismo, ya han pronunciado cerca de 400 condenas a muerte de las que 26 han sido ejecutadas, el número más elevado entre los países árabes después de Irak. Los acusados, añade el informe, son condenados a partir de confesiones obtenidas mediante tortura.

Más información
El asesinato de un tunecino y el boicoteo de varios partidos socavan el diálogo en Argelia

MEW lamenta que los responsables del Frente Islámico de Salvación (FIS) "no hayan hecho ninguna declaración para condenar en términos claros los asesinatos de civiles (argelinos y extranjeros) y hayan tratado incluso de justificarlos".

Considera MEW que el actual primer ministro argelino, Reda Malek, ha hecho poco para mejorar la situación de los derechos humanos, y le solicita que suspenda las ejecuciones (suspendidas desde que hace tres meses se iniciara la preparación de la Conferencia Nacional que debe comenzar mañana) y respete la libertad de la prensa. La organización humanitaria pide a la dirección política del FIS que utilice toda su influencia ante el movimiento islámico clandestino para que repudie los actos de violencia.

A los principales acreedores públicos de Argelia, les exhorta MEW "a notificar al Gobierno argelino que la obtención de créditos estará vinculada a los esfuerzos que lleve a cabo para poner término a las violaciones de los derechos humanos y reactivar el proceso democrático".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS