Arafat inicia una frenetica gira por los países arabés en apoyo del proceso de paz

Yasir Arafat, presidente de la Organización par a la Liberación de Palestina (OLP), inició ayer una frenética actividad diplomática en varios países árabes -después de los contactos mantenidos el sábado en Oslo con el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Simón Peres- con el fin de recabar apoyo para impulsar el estancado proceso de paz en Oriente Próximo. Arafat y Peres coincidieron en la capital noruega con el secretario de Estado norteamericano, Warren Christopher, en el entierro de Johan Joergen Holst, el ministro de Exteriores noruego artífice de los acuerdos de Washington entre Israel y la OLP.

Más información
Rabin dice estar dispuesto a negociar la paz con Siria

Christopher pidió a las dos partes "progresos tangibles" para reactivar el proceso de paz de con vistas a la reanudación de las conversaciones en Washington, previstas para hoy, entre árabes e israelíes.El líder palestino visitó ayer El Cairo, en donde mantuvo un encuentro con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, a quien informó de los contactos en Oslo y de los obstáculos existentes para la retirada militar israelí de la franja de Gaza y de Jericó (Cisjordania). Ésta debía haber comenzado el pasado 13 de diciembre, pero se acordó que ahora de trata de que esté concluida el 13 de abril. Ayer, el diario israelí Yediot Aharonot publicaba declaraciones de un alto responsable militar, que guardó el anonimato, según las cuales el Ejército israelí no podrá completar su retirada para esta última fecha. "Puede que tenga que producirse un retraso de uno o dos meses", dijo.

Arafat indicó en la capital egipcia, aludiendo al encuentro de Oslo: "Hay algunos puntos sobre los que todavía no hay acuerdo, pero hemos superado algunos obstáculos". Sin embargo, fuentes palestinas indicaron que Arafát y Peres se limitaron a intercambiar ideas y a acordar una nueva reunión.

Tras la entrevista con Mubarak, el líder palestino voló a Siria para ofrecer sus condolencias al presidente Hafez el Asad por la muerte de su hijo Basel, de 32 años, en un accidente, y hablar del desarrollo del acuerdo israelo-palestino. En su última visita a Damasco, en septiembre, Arafat no consiguió el total apoyo sirio al acuerdo de Washington. Siria ha venido manteniendo sus reservas y radicales palestinos siguen utilizando Damasco como cuartel general para su campaña contra Arafat y su plan de paz.

La visita de Arafat a Arabia Saudí, la primera que realiza desde la guerra del Golfo, tiene como objetivo recabar ayuda financiera para el desarrollo de la autonomía palestina. Los saudíes y otros países de la región eran los principales apoyos financieros de Arafat, pero cortaron las ayudas con motivo de la guerra, en la que la OLP se puso del lado de Irak.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS