Violenta protesta ante UGT de 10.000 afectados de PSV

La crisis de la cooperativa de viviendas PSV estalló ayer con toda su violencia ante la sede de UGT en Madrid, cuatro días antes de la huelga general convocada, entre otras, por la central sindical de Nicolás Redondo. Diez mil manifestantes exigieron a UGT una vivienda que aún no han visto y por la que muchos de ellos han pagado una media de cuatro millones de pesetas. Quemaron las puertas de entrada al edificio, lanzaron miles de huevos contra la fachada, destrozaron cristales -y señales de tráfico, rompieron sus carnés de UGT y pintaron Menos huelga general y más vivienda social.

Los afectados, desesperados porque no ven solución a la crisis de la cooperativa PSV, anunciaron un giro en sus protestas: ahora las dirigirán hacia el Gobierno. "Vamos a acudir a La Moncloa el próximo sábado y al Congreso el día de la huelga general [27 de enero], porque Felipe González nos da la espalda, cuando este problema es más gordo que Banesto", dijeron.

Página 35

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS