GENTE

SI NO PAGAS NO GANAS

Juan Pedro Castro, un murciano de 47 años, separado y con dos hijos, ha insertado en la prensa local un anuncio ofreciendo un millón de pesetas a quien le proporcione un puesto de trabajo. Castro ya empleó este procedimiento hace seis meses, acuciado por "el problema que sufren los mayores de 45 años en paro que además son padres de familia". En aquella ocasión tuvo suerte. A las pocas horas de aparecer el reclamo, la mayoría de los periódicos y televisiones nacionales le había solicitado una entrevista y 15 empresas le ofrecían un empleo. Juan Pedro se decidió por una firma de máquinas recreativas de Elche (Alicante), cuyo propietario además tuvo el noble gesto de rehusar la recompensa. Pero las desgracias nunca vienen solas: la empresa fue a la quiebra el pasado mes de junio y sus cuarenta empleados, Castro entre ellos, se quedaron en la calle. Este murciano ha decidido desenterrar la estrategia publicitaria que tan buenos resultados le diera en aquella ocasión. "Un millón a cambio de un puesto de trabajo es una buena oferta", comenta. "Lo único que quería entonces, y que quiero ahora, es trabajar", dice. Hasta ayer, solo había conseguido es ser conocido como "el hombre del millón".-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS