El gerente electoral del PSOE dice que él proponía y Galeote decidía los gastos

Ramón Moreda Luna, gerente de las campañas electorales socialistas de 1989 y número dos de las finanzas del PSOE, declaró ayer ante el juez Marino Barbero que se pagaron 70 millones de pesetas en efectivo a Aida Álvarez, en la sede de Ferraz, por deudas pendientes con la empresa de ésta, Distribuidora Express 2020. Moreda declaró que era el ex secretario de finanzas del partido Guillermo Galeote quien autorizaba todos los pagos ya que él no tenía capacidad de decisión y sólo se limitaba a hacer las propuestas de gastos.

La declaración de Ramón Moreda Luna, seguida por apenas docena y media de periodistas, fue objeto de un contundente despliegue de fuerzas de la Guardia Civil: 32 agentes, la mitad de ellos de la Agrupación Rural de Zaragoza, fueron desplazados expresamente desde esa ciudad para custodiar en el Tribunal Supremo su comparecencia.Ramón Moreda era el número dos de la secretaría de finanzas del PSOE. Estuvo a las órdenes de Guillermo Galeote y fue el encargado de resolver la doble campaña de elecciones europeas y legislativas del año 1989. Rehuyó a los informadores tanto a la entrada como a la salida.

Fue preguntado sobre algunos indicios que parecen relacionar al aparato de finanzas del PSOE con la empresa de Aida Álvarez, Distribuidora Express 2020. El juez instructor, Marino Barbero, trata de concretar si Distribuidora pudo ser utilizada como cobertura de una doble contabilidad o como tapadera para la financiación ilegal del partido.

Según el informe de los peritos ádscritos al caso, Distribuidora facturó al PSOE 249 millones de pesetas en 1989, pero esta firma no habría ingresado en realidad una gran parte de ese dinero. Según el informe pericial, algunas de las facturas no responderían a operaciones económicas realizadas.

Cuatro de las facturas contabilizadas por Distribuidora Express 2020 como cobradas al PSOE se pagaron en metálico en la sede de Ferraz. Esta versión, relatada con anterioridad entre otros por Aida Álvarez, fue sostenida ayer por Moreda, según dijeron fuentes de los letrados que asistieron a la declaración.

Moreda explicó que Aida Álvarez pidió que le pagasen las deudas del PSOE con Distribuidora, pero, a resultas de las elecciones, todas las cuentas tenían saldo deudor. Como en caja había unos 70 millones de pesetas procedentes de las asociaciones, se le pagó en efectivo con ese dinero.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Moreda también explicó una diferencia contable de unos 200 millones de pesetas indicando que firmó un contrato con la empresa Hauser y Menet por 412 millones por un buzoneo electoral, pero como no se hizo completo, sólo se pagaron 212 millones por el trabajo efectivamente realizado.

El interrogatorio fue dirigido por el fiscal adscrito al caso, Antonio Salinas, aunque el juez Barbero hizo. tres preguntas a Moreda, principalmente sobre 'la existencia de una cuenta del, PSOE en la Caja Postal. Moreda explicó que los gastos electorales deben canalizarse a través de una única cuenta bancaria, que correspondió a Caja Postal, y de ahí que, las facturas a Hauser y Menet se, pagasen a través de esa cuenta.

El gerente de finanzas del PSOE subrayó en todo momento que los gastos ordinarios eran competencia de Guillermo Galeote y que, para las campañas electorales, el entonces secretario de finanzas socialista le dio, según dijeron fuentes jurídicas, "un presupuesto cerrado y una lista de proveedores".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS