Berlusconi dice a la Cámara sus negocios son limpios

"Mis conexiones [financieras] no tendrán nunca la manos sucias. Estoy orgulloso de haber creado el grupo [empresarial] que he presidido y no he realizado nunca nada condenable. Soy uno de los primeros contribuyentes italianos, no tengo nada que esconder", manifestó ayer el primer ministro, Silvio Berlusconi, ante la comisión parlamentaria anti Mafia, respondiendo así a cuantos hablan de "las raíces oscuras" de sus negocios.El primer ministro reiteró a la comisión que su Gobierno no modificará la ley que protege a los arrepentidos, que se niegan a colaborar porque dicen que se sienten inseguros con este Gabinete, y que tampoco suavizará las condiciones de prisión de los capos mafiosos, a pesar de las críticas de políticos de la coalición gubernamental.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS