El Ayuntamiento apremia con folletos a que se matriculen los ciciomotores

El próximo 31 de octubre terminará el plazo para que los ciclomotores que circulan en Madrid sean dados de alta en un registro municipal obligatorio. Los conductores de estos vehículos pueden obtener la placa de identificación (de color amarillo) que acredita la inscripción en cualquier junta de distrito. Para evitar despistes, la Policía Municipal reparte durante estos días 5.000 folletos en los que se indica cómo obtener la placa, qué documentos son necesarios para ello y el importe del distintivo (1.500 pesetas, aparte de una cuota anual de 885 pesetas).A partir del 1 de noviembre, los agentes denunciarán a los conductores que no hayan adquirido la placa. La sanción prevista puede alcanzar las 15.000 pesetas. Para los ciclomotores de nueva adquisición, el registro debe efectuarse en un plazo de 15 días después de la compra.

El concejal de Policía Municipal, Carlos López Collado, explica la necesidad de este registro: "Los conductores de ciclomotores son un ejemplo de insensatez; suelen invadir las calzadas y después quedan en el anonimato", indica el edil, de forma que es "fundamental que el conductor pueda ser identificado".

La documentación para obtener la placa exige la factura de compra del ciclomotor, ya que "se roban muchísimos". El concejal calcula que un 5% de los que circulan por la ciudad son robados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS