GENTE

AUTOBIOGRAÍA DE TONY CURTIS

Bernie Schwartz, alias Tony Curtis, presentó a sus 70 años su autobiografía en Ginebra publicada en las ediciones Béfond. Schwart, hijo de un sastre judío emigrado al Bronx, escribe en un estilo provocador narcisista y con gran humor. Explica que por culpa de los productores se convirtió en el fanfarrón de Tony Curtis y no en una figura genio como la de Marlon Brando. Su vida, reflejo de una doble personalidad, se plasma en sus relatos pormenorizados de sus aventuras en Hollywood, donde películas y flirteos se confundían de forma incorregible: "Cien películas, docenas de chicas bellas. Mi vida y mi copa se desbordan". Asegura que "besar a Marilyn[con quien actuó en Con faldas y a lo loco] era como besar a Hitler". Con la misma sinceridad relata su inestabilidad sentimental y su caída en la cocaína a mediados de los setenta

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS