El presidente de Azerbaiyán no excluye un atentado en el incendio del metro de Bakú

El incendio que causó el sábado 289 muertos según cifras oficiales en el metro de Bakú fue resultado de un atentado, según anunció ayer la televisión pública de la antigua república soviética de Azerbaiyán. Un funcionario del equipo que investiga el caso declaró en la televisión que el incendio lo provocó una bomba y las víctimas murieron asfixiadas por un gas venenoso.El presidente de Azerbaiyán, Gueidar Aliev, apuntaba ayer, al recibir al embajador de Estados Unidos, que no se excluía que el incendio del metro fuese resultado de un atentado. "Con los primeros datos, la causa de la tragedia parecía un fallo técnico. No obstante, es posible que se trate de un acto organizado de saboiaje", afirmó Aliev, quien recordó que en 1994 hubo dos atentados en el metro que causaron la muerte de 28 personas.

Las primeras informaciones que siguieron a la tragedia indicaban que el incendio fue causado por un cortocircuito que prendió inmediatamente en un material anticuado y altamente inflamable. Las víctimas murieron unas por asfixia producida por el humo, otras electrocutadas al pisar las vías del tren, y otras fueron aplastadas por la multitud de viajeros cuando huían presa del pánico.

La catástrofe ocurrió en una hora punta, poco antes de las seis de la tarde, en un convoy atestado de viajeros que se desplazaba desde la estación de Ulduz a la de Narimánov. El tren se paro en el túnel entre esas dos estaciones y según cifras oficiales causó 289 muertos, aunque fuentes de los centros hospitarios dan un total de 337 víctimas.

La televisión difundió ayer las primeras imágenes del interior del vagón donde se originó el incendio, mostrando agujeros bajo un asiento y afirmando que éstos fueron el resultado de la explosión de una bomba. Hasta ahora sólo habían sido difundidas imagenes del exterior de los vagones afectados. El mismo medio oficial difundió entrevistas con algunos de los supervivientes, que confirmaron que se produjo una explosión y ésta fue la que desencadenó el incendio.

Asfixia

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los médicos del hospital público número cinco de la capital de Azerbaiyán también hicieron declaraciones a la televisión y afirmaron que habían atendido a personas con síntomas de asfixia por gas venenoso. El ministro de Sanidad, Ali Insanov, confirmó las declaraciones de los doctores y precisó que no se había determinado aún la naturaleza del gas mortal utilizado por los presuntos terroristas.

El jefe del Departamento de Toxicología del hospital central de Bakú, Eldar Gorin, aseguraba ayer que los que fallecieron por asfixia -más de 200- murieron por la inhalación de gas tóxico producido por la combustión de plásticos. Cuando las autoridades azerbaiyanas anunciaron el domingo la apertura de una investigación para determinar las causas de la tragedia indicaron que las instalaciones del metro son muy antiguas y no habían sido renovadas desde hacía mucho tiempo, lo cual habría contribuido a la matanza. El metro de la capital de Azerbaiyán fue inaugurado en 1967.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS