Yudo.

La primera esperanza de medalla se apellida Pérez, mide 1,90 y pesa 120 kilos. Es Ernesto Pérez, madrileño, producto del gimnasio Kiofu, uno de los tradicionales del yudo español, será la primera opción de medalla en la competición de + 95 kilos. Pérez es la mejor opción masculina, junto a León Villar. Fue quinto en los Mundiales de Chiba (Japón), en 1995, que daban el pasaporte directo a Atlanta y donde España sólo obtuvo tres plazas más, las de Almudena e Isabel Fernández y la de Yolanda Soler, campeona de Europa.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS