PRESUPUESTOS GENERALES

El portavoz presupuestario del PP cree posible una subida salarial para los empleados públicos entre el 1% y el 2%

Dirigentes de CiU y PSOE rechazaron ayer la congelación salarial de los funcionarios públicos, y paralelamente el portavoz presupuestario del PP, Fernando López Amor, declaraba a Efe que una subida salarial para los empleados públicos entre el 1% y el 2% estaría dentro de los criterios de convergencia. El diputado popular añadió que los funcionarios son "unos ciudadanos más y si los Presupuestos Generales del Estado son duros tendrán que sufrir dureza como el resto del país, pero eso no significa que vaya a haber congelación o reducción de salarios".López Amor subrayó que ese colectivo "tiene el empleo garantizado y siempre ha habido un enfrentamiento dialéctico entre empleo estable y garantizado en un país donde el 22% de la población activa está en paro".

Más información
El Ejecutivo rectifica y descarta congelar la oferta de empleo público para el próximo año

Los portavoces del PP (Fernando López Amor), PSOE (Joaquín Almunia), CiU (Francesc Homs) y PNV (Jon Zabalía) perfilaron ayer las líneas políticas de sus grupos sobre el futuro del Estado de bienestar en España en la mesa redonda Reformas estructurales y estado de bienestar: las alternativas políticas de los cursos de la Universidad Complutense en San Lorenzo de El Escorial. López Amor aseguró que el Gobierno garantiza los cuatro pilares básicos del estado de bienestar: el crecimiento de las pensiones conforme al IPC, la cobertura por desempleo, la sanidad y la educación como partes del sistema público.

Francesc Homs se mostró ayer "sensibilizado" hacia el mantenimiento de los sueldos de los funcionarios. "No se les puede decir [a los funcionarios] que su sueldo va a tener un crecimiento del 0% en una época en la que la economía crece un 3%", sostuvo ayer. Por su parte, Almunia se pronuncio en la misma línea y dijo que congelar el sueldo de los funcionarios supondría un intento de reducir el déficit público "cargando el esfuerzo sobre quienes no deberían cargarlo". El portavoz socialista añadió que "unos empleados públicos menos motivados pueden generar más gastos que los que se ahorran con el recorte de sus sueldos".

Los portavoces de los grupos políticos sostuvieron de forma unánime la necesidad de aplicar el Pacto de Toledo tal y como está elaborado, sin posibilidad de retoque en alguno de sus 15 puntos.

En cuanto a la reducción del déficit público hasta alcanzar las exigencias europeas marcadas en el Tratado de Maastricht, López Amor dijo que no se hará a través de un aumento de los impuestos ni de las tasas sobre bienes de consumo: "No es voluntad del Gobierno aumentar la presión fiscal y, a mi juicio, aumentar el coste del agua sería aumentar la presión fiscal", y apuntó el camino por el que el Gobierno pretende incrementar los ingresos: "Puede ser posible una disminución de los impuestos directos y un ajuste [subida] en los indirectos".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS