La agencia de aviacion de EE UU advirtió que Torrejon es incompatible con Barajas

La agencia de aviación civil de Estados Unidos (FAA) elaboró en 1991, por encargo del Ministerio de Transportes, un informe en el que concluía que la apertura de la base de Torrejón de Ardoz (Madrid) al tráfico aéreo a gran escala resulta incompatible con el funcionamiento del aeropuerto de Barajas.La existencia de este informe, que cuestiona los planes expresados por responsables gubernamentales para convertir Torrejón en aeropuerto civil, ha sido confirmada a EL PAÍS por los entonces director de Aviación Civil, Juan Manuel Bujía, y jefe del Estado Mayor del Aire, Ramón Fernández Sequeiros.

El estudio se encargó después de que el Ministerio de Defensa ofreciera a Transportes retirar todas las unidades militares de Torrejón y ceder las instalaciones para uso civil. La idea de cerrar la base surgió en vísperas de la salida de los cazas F-16 norteamericanos, en 1992, ante el alto coste que su mantenimiento suponía para el Ejército del Aire. Transportes rechazó esta oferta.

Los técnicos de la FAA, con los que colaboraron expertos de la Administración española, concluyeron que "el uso simuláneo de Barajas y Torrejón a gran escala es incompatible", pues sus pistas son casi perpendiculares y las trayectorias de aproximación y despegue se cruzan, estorbándose mutuamente", según quienes tuvieron acceso al informe.

El estudio, agregan dichas fuentes, sólo permitía una "utilización marginal" de la base en apoyo al aeropuerto, mediante la instalación de talleres de mantenimiento y su uso por cargueros o aviones pequeños, como los que Fomento planea desviar a Torrejón mientras se construye la tercera pista de Barajas. "para que Torrejón sirviera como complemento de Barajas habría que realizar tales reformas, incluida la construcción de otra pista, que costaría casi tanto como un aeropuerto nuevo", advierte Bujía. El general Fernández Sequeiros recuerda que Transportes comunicó formalmente a Defensa el resultado del estudio y, como consecuencia de ello, el Ejército del Aire decidió concentrar en Torrejón el mayor número posible de unidades. Actualmente, según datos oficiales, la base alberga 20 unidades y organismos, tanto de combate como de transporte, enseñanza, logísticia, mando y control y seguimiento de satélites.

PASA A LA PÁGINA 3

Nueve parques del Retiro

El Ministerio de Fomento renuncia a sus planes de expansion en Barajas y Cuatro Vientos

Del Río asegura que los terrenos que pierde el aeropuerto los ganará la ciudad. El nuevo Plan General ha convertido la zona de reserva aeroportuaria de Barajas en suelo no urbanizable común, una clasificación que permitirá construir en la zona oficinas, industrias o viviendas. "Habrá que estudiarlo", dice del Río, "aunque la proximidad de los terrenos al polígono industrial de La Muñoza puede influir en el futuro uso de este suelo".De paso, el Ayuntamiento también. ha recortado otras 93 hectáreas de suelo que AENA pretendía aprovechar para ampliar el aeródromo de Cuatro Vientos y acoger en estas pistas a pequeños aviones privados con capacidad hasta 60 plazas, según los planes socialistas.

"También ha renunciado Fomento a ese proyecto, por lo que hemos decidido eliminar la actuación y calificar el suelo como no urbanizable común", dice Del Río.

Carlos de Andrés, director general de AENA, justifica la renuncia a la ampliación de Cuatro Vientos: "Carece de condiciones aeroportuarias y tiene unas limitaciones muy serias". Los anteriores dirigentes socialistas consideran por su parte que, con 1.000 millones de inversión, Cuatro Vientos podría servir perfectamente como aeropuerto alternativo para viajes de negocios.

Las dos modificaciones de las parcelas reservadas a los sistemas aeroportuarios madrileños son las más importantes en cuanto a tamaño que se han incorporado al plan general de la ciudad, la carta magna del urbanismo madrileño que se aprobará, definitivamente el 17 de diciembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS