Otras presencias españolas

Fuera del marco oficial, en la Quincena de los Realizadores, han sido convocadas dos películas españolas: La buena vida, de David Trueba; y Tren de sombras, de José Luis Guerin. La Quincena tiene organización propia y criterios selectivos también propios. Por otra parte, Secretos del corazón, la película de Armendáriz que triunfó en Berlin, será exhibida en la sección Infancia y Juventud; y el primer largometraje de Carlos Saura, Los golfos, será recuperado en la autocelebración de Cannes, pues participó en 1959.El cine francés tendrá tres títulos dentro de la selección oficial, y la media de edad de sus realizadores se sitúa por debajo de los 40 años: Matthieu Kassovitz, de cuyos Assassin(s) se espera mucho; Manuel Poirer, que lleva varios años reinventando a Renoir y lo intenta de nuevo con Western; y Philippe Harel y La femme défendue.

Más información
Cannes elige para su 50ª edición películas de jovenes e independientes

Entre los actos previstos para celebrar el cincuentenario figura la entrega de una Palma de Honor a un cineasta que jamás ha sido premiado a pesar de merecerlo: Ingmar Bergman. Y entre los actos no previstos, Jacques Chirac, presidente de la República, anuncia que en plena campaña electoral irá ante los miles de periodistas reunidos en Cannes y el festival corre el riesgo de ser plataforma de otro asunto.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS