Renfe y la Comunidad compiten por llevar el primer tren a Barajas

El tren que prepara el Gobierno central y el metro que diseña el autonómico pueden chocar en Barajas. Mientras Renfe y Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), organismos estatales, han comenzado a diseñar un tren-lanzadera (ferrocarril sin paradas intermedias) que unirá la estación de Chamartín con el aeropuerto de Barajas, la Comunidad de Madrid ya ha presentado en sociedad su proyecto de Metro. Y lo ha hecho con un presupuesto cerrado y unas previsiones de inauguración fijadas por el propio presidente autonómico, Alberto Ruiz-Gallardón.El Gobierno de la Comunidad de Madrid prevé que el metro hasta el aeropuerto de Barajas comience a rodar a finales de 1999.

El consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, recuerda además que la financiación europea (12.000 millones de los 19.000 que costaría) fue concedida el pasado abril porque la UE aprobó una nueva línea de subvenciones para obras de a ceso a las redes de transporte que unen distintas capitales europeas.

Más información
El 'tren Guadiana'

La Comunidad coló así su proyecto de llevar el metro hasta Barajas, justamente una red de transporte transeuropea. "Si lo hubiéramos pedido para otro lado, no nos lo habrían dado", añade.

Mientras, los responsables de Renfe se echan las manos a la cabeza. Afirman que la Comunidad no ha consultado su proyecto con ningún organismo nacional del transporte y recuerdan que ningún aeropuerto moderno europeo, excepto el londinense de Gattwick, tiene acceso por metro.

Renfe añade: "La tendencia que se impone en el mundo es dotar de trenes-lanzadera a los aeropuertos. Estos trenes, con plataformas a nivel de suelo, puede ser utilizados por los viajeros con maletas o personas discapacitadas, algo que evidentemente no podría ocurrir con los que utilizasen el metro. El metro para en muchas estaciones, tiene transbordos y transita por profundidades que requieren muchos escalones. Su cliente idóneo no es precisamente el viajero con equipaje".

PASA A LA PÁGINA 3

La Comunidad afirma que su metro a Barajas cuenta con el aval de Rodrigo Rato

VIENE DE LA PÁGINA 1Luis Eduardo Cortés, conejero de Obras Públicas de la Comunidad, cree que el metro puede transportar perfectamente a los viajeros "con maletas". "Todo depende de cómo se plantee su diseño y de las mejoras técnicas que se empleen. Nuestro proyecto no es algo que haya sido realizado deprisa y corriendo, sino que lleva años de profundos estudios y que se adecuará a todas las necesidades".

Renfe lleva años diseñando con distinta fortuna un acceso a Barajas. La Comunidad de Madrid lleva el mismo tiempo trabajando, pero, según recuerdan sus dirigentes, el metro a Barajas ya cuenta con financiación europea asegurada. El nuevo metro de la Comunidad costará unos 19.000 millones, de los que la Unión Europea costeará casi el 80%. Cortés, señaló ayer mismo que los planes de Renfe "sólo son un proyecto".

"La única realidad es el metro al aeropuerto de Madrid, que cuenta con el aval del vicepresidente, Rodrigo Rato", remachó Cortés. De hecho, Rato y Ruiz-Gallardón presentaron juntos el proyecto el pasado 2 de abril. Ambos aprovecharon la ocasión para ensalzar la gestión del Gobierno central en defensa de los madrileños.

Renfe, asociada con AENA, desprecia ese argumento y se mantiene en sus trece. Su proyecto consiste en un tren-lanzadera desde la estación de Chamartín para unir las futuras terminales del aeropuerto de Barajas. Fuentes de Renfe aseguran que tanto esta compañía como AENA mantienen negociaciones "muy adelantadas" con empresas constructoras dispuestas a participar en la financiación del trazado ferroviario. "Estamos realizando estudios económicos", declaran.

El plan de Renfe pretende conseguir que los viajeros puedan. hacer la facturación del equipaje en la misma estación de Chamartín. Una vez a bordo del ferrocarril se les trasladaría directamente a las terminales del aeropuerto para su embarque. El proyecto diseñado baraja dos alternativas sobre el mapa de la capital: una que discurre por el norte de la ciudad -a través de un corredor reservado por el Plan General de Urbanismo- y otra, unos kilómetros más al sur.

Barato

La opción más barata sería la primera, ya que se evitarían las expropiaciones. Todavía no hay ninguna decisión tomada sobre cuál es la que se elegirá, aunque no se descarta construir las dos: una para los trenes de ida y otra para los de vuelta. Lo que mantienen los técnicos es la buena disposición de las constructoras a intervenir en la operación.

"Los cálculos provisionales estiman unas tasas de rentabilidad del 20%", afirman fuentes de Renfe.

Los estudios técnicos también están bastante avanzados, en función de las expectativas de tráfico para el año 2015.

Según AENA, Barajas movilizará para esas fechas alrededor de 40 millones de pasajeros; un 25% usará las lanzaderas entre Chamartín y el aeropuerto. Si fuera así, este enlace transportaría alrededor de 20. 000 viajeros al día, una cifra que asegura los índices de rentabilidad calculados por los operadores, que sería el tándem Renfe-AENA.

Ambos operadores tienen la intención de proseguir con su proyecto al margen de que la Comunidad mantenga el suyo. No obstante, confiesan que no tendría mucho sentido que las inversiones se dupliquen en un mismo corredor.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS