El segundo plan para reformar plazas costará la mitad del primero

El Ayuntamiento ya tiene listo el segundo plan para la reforma de plazas. En concreto, serán cinco las glorietas que se mejoren: la plaza de San Jaime, en Villa de Vallecas; la glorieta de los Cármenes, en la confluencia entre Carabanchel y Latina; la glorieta de Cádiz, en Usera; la glorieta de Bilbao, en Centro, y la plaza del General Maroto, en Arganzuela. Este segundo plan, que tiene presupuestados unos 300 millones, saldrá mucho más barato que el primero, que supuso 714 e incluyó siete plazas, de las que dos, la plaza de Ruiz Giménez y la de Sánchez Bustillo, se terminarán en verano.En las cinco plazas, la reforma será parecida: se reorganiza el tráfico y en el centro se coloca una fuente. Enrique Villoria, concejal de Obras, explicó ayer el porqué de tanta agua en las nuevas plazas: "Es algo muy madrileño y que gusta a la gente; muchos de los monumentos más característicos de esta ciudad, la Cibeles, por ejemplo, son fuentes".

Además de fuentes, se instalarán otras cosas: en la glorieta de Cádiz, encima de la correspondiente "Iámina de agua", se colocará una estatua del escultor Agustín Querol que representa a una diosa alada. La escultura es hermana de la de los caballos emplazados en la plaza de Legazpi (reformada en el primer plan). Querol esculpió todo el conjunto escultórico como una unidad. La cercanía entre Legazpi y la glorieta de Cádiz ha convencido al Ayuntamiento de situarla en ese enclave.

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS