HACIA LA CONVERGENCIA

El abaratamiento del dinero beneficiará a dos millones de hipotecas y al Tesoro

La rebaja en el precio oficial del dinero supondrá un ahorro importante para las familias y las empresas en cuanto las entidades financieras la repercutan a sus créditos, extendiéndola más allá de los tipos preferenciales. En especial, el descenso en el tipo oficial a corto plazo beneficiará a más de dos millones de familias que pagan hipotecas por la compra de su vivienda, según la Asociación Hipotecaria de España.

Más información
Los fondos crecen 2,7 billones a costa de los depósitos a plazo
La política monetaria en 1998
Fomento mejora las ayudas para comprar vivienda por primera vez

Claro que, según señalaban ayer las organizaciones de consumidores, lo previsible es que las familias tengan que esperar a la rebaja, ya que las entidades tardan en ajustar los créditos hipotecarios al nivel oficial de tipos.En el caso de los créditos a tipo de interés variable, la rebaja, salvo casos excepcionales, la notarán las familias en la revisión anual o semestral del tipo pactado (normalmente basado en el precio del dinero en el mercado interbancario de Madrid o Mibor). El ahorro es importante si se compara con la situación de 1994. En aquella fecha, una hipoteca a 15 años al 10,75% suponía el pago de 11.208 pesetas por millón. Con los tipos actuales, el pago por millón no alcanza las 9.000 pesetas, por lo que el ahorro supera las 20.000 pesetas mensuales para un crédito de 10 millones.

Para la Administración el ahorro, vía emisiones de deuda, también es importante. Cada punto de rebaja en el precio del dinero supone un ahorro estimado de unos 100.000 millones de pesetas para el Tesoro. En los Presupuestos del Estado para 1998, el cálculo de ahorro para los 44,8 billones de deuda viva, teniendo en cuenta la caída de tipos desde 1994, se ha calculado en 269.500 millones de pesetas.

Para los ahorradores, el descenso de tipos se traducirá en una menor rentabilidad si han colocado sus ahorros en libretas, depósitos a plazo o cuentas corrientes. Por ello, en los últimos años se ha producido un importante aumento de los fondos de inversión, de los de pensiones y de la inversión en Bolsa. Los fondos de inversión gestionan ya 26 billones de pesetas, mientras que en fondos de pensiones se han depositado 3,3 billones, según datos de Inverco.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS